Apple y la mentira de la pantalla OLED del iPhone X

Escrito por Emmanuel Jiménez

Apple presentó ayer el iPhone X. Es un smartphone de gran calidad, aunque lo cierto es que hay tanto usuarios que afirman que es el móvil que comprarán como usuarios que afirman que no es nada revolucionario. Pero lo cierto es que a mí me llamó la atención la presentación de la pantalla como una novedad. Y algo que en realidad podríamos decir que es una mentira.

Pantalla OLED en el iPhone X

Hasta ahora, todos los iPhone habían contando con una pantalla LCD. Sin embargo, el nuevo iPhone X cuenta con una pantalla OLED. Muchas veces se había afirmado que las pantallas OLED de Samsung no eran del mismo nivel que las pantallas LCD de Apple. Sin embargo, ahora Apple integra una pantalla OLED en el iPhone X. Y afirma que “es la primera pantalla OLED lo suficientemente buena como para estar en un iPhone”, con esas palabras. Sin embargo, lo cierto es que podemos decir que es una mentira.

iPhone X Pantalla

La mentira de las pantallas OLED en el iPhone X

Si Apple hubiera conseguido fabricar una innovador pantalla OLED para el iPhone X no podríamos afirmar que es una mentira la frase de que “es la primera pantalla OLED lo suficientemente buena como para estar en un iPhone”. Si fuera una nueva pantalla diseñada por LG o por Sharp tampoco podríamos afirmarlo. Sin embargo, la pantalla OLED del iPhone X es nada más y nada menos que una pantalla de 5,8 pulgadas fabricada por Samsung.

La pantalla del Samsung Galaxy S8 ya es una pantalla de gran calidad. Una pantalla de 5,8 pulgadas AMOLED, por cierto. Sin embargo, lo cierto es que la pantalla del Samsung Galaxy S7 también era de gran calidad. Y es casi la misma pantalla. Así, no es muy lógico que Apple afirma que ahora la pantalla del iPhone X es la primera pantalla OLED lo suficientemente buena como para estar en un iPhone, cuando en realidad es una pantalla fabricada por Samsung, que ya estaba presente en el smartphone que se presentó a comienzos del 2016.

Sin embargo, Apple se empeña en afirmar que algunas novedades del iPhone X son únicas, cuando en realidad no es así. Perfectamente Apple podría afirmar que su móvil es el mejor del mercado en conjunto, o que es el móvil con mejor diseño. Pero afirmar que un componente fabricado por otro fabricante, y que ya está presente en otros smartphones, es mejor, no parece muy lógico.

Y hoy en día, los usuarios ya no son tan tontos. Cuentan con la información para saber que la pantalla OLED del iPhone X no es mejor que la pantalla AMOLED del Galaxy S8. Por mucho que Apple diga que “es la primera pantalla OLED lo suficientemente buena para estar en un iPhone”, los usuarios saben que que la realidad es que después de muchos años intentando afirmar que la pantalla LCD es mejor, no les ha quedado más remedio que aceptar la realidad del mercado, y es que la pantalla OLED es mejor. Pero aun así, no lo aceptan, sino que simplemente afirman algo que no es real.