Las actualizaciones no llegan, los fabricantes se rinden, y tampoco es tan relevante

Las actualizaciones no llegan, los fabricantes se rinden, y tampoco es tan relevante

Emmanuel Jiménez

Las actualizaciones a las nuevas versiones del sistema operativo no llegan a muchos teléfonos inteligentes. Solo algunos móviles, los de gama más alta, contarán con actualización a Android 8.0 Oreo, así como aquellos que se hayan presentado muy recientemente. Los demás móviles se quedarán con Android 7.0 Nougat. Los fabricante ya no consideran que sea imprescindible actualizar los móviles a nuevas versiones, y lo cierto es que no es tan relevante.

Cada vez menos móviles actualizan a nuevas versiones

Los únicos fabricantes que sí presentan actualizaciones para casi todos sus móviles son aquellos que cuentan con pocos smartphones en el mercado, y que quieren competir con sus rivales. Afirman que sus smartphones contarán con actualizaciones por puro marketing. Puede ser útil, principalmente en el caso de los móviles de gama básica. Con móviles como los Moto E4 que no van a actualizar a Android 8.0 Oreo, no son muchos los smartphones de gama básica que van a contar con actualización a Android 8.0 Oreo. Sin embargo, no es más que un recurso para aquellos fabricantes que necesiten competir con los demás para vender móviles.

Android Oreo

Muchos otros fabricantes ya ni siquiera dedican un gran esfuerzo a las actualizaciones a las nuevas versiones del sistema operativo, que llegan con novedades que convierten el complejo el adaptar una nueva versión al software con el que cuentan sus smartphones. Y además, por lo general, siempre finaliza en un peor rendimiento, lo que a su vez lleva al planteamiento inicial: ¿era necesario actualizar el móvil?

Las actualizaciones no son relevantes

En iOS una actualización a una nueva versión se relevante, en Android no. Es decir, las actualizaciones sí son relevantes, pero no a las nuevas versiones del sistema operativo. No es nada relevante que el Samsung Galaxy S8 vaya a actualizar a Android 8.0 Oreo si la nueva versión va a ser casi igual que la anterior. En realidad, sería mejor que Samsung presentara una actualización para el smartphone, aunque no estuviera basada en Android 8.0 Oreo. Y como el Samsung Galaxy S8, igual ocurre en el caso de todos los demás. Los fabricantes tienen la posibilidad de modificar el software de los smartphones, y no dependen de Google para ello. Muchos fabricantes ya personalizan sus interfaces de usuario. Y en vez de actualizar a nuevas versiones de Android, deberían actualizar a nuevas versiones de su interfaz.

En realidad, las actualizaciones a nuevas versiones de Android no son tan relevantes.

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar