El futuro de Google y HTC tras el acuerdo oficial de compra

El futuro de Google y HTC tras el acuerdo oficial de compra

Emmanuel Jiménez

Ayer se afirmaba que Google compraría HTC. Hoy se ha confirmado el acuerdo oficial de compra. Google no compra HTC, sino únicamente la división de móviles Pixel. A cambio, HTC recibe 1.100 millones de dólares, mucho más de lo que se afirmaba. ¿Cuál es el futuro de Google y HTC ahora?

Google compra talento

Google no ha comprado HTC al completo. Según el acuerdo oficial solo habría adquirido el equipo dedicado a los móviles Pixel. Pero en realidad, es todo el equipo con talento de HTC. La compañía pasará de los 4.000 a los 2.000 empleados. No obstante, al no comprar la compañía completa, HTC seguirá existiendo, y Google se libra de tener que incluir a algún directivo de HTC en la mesa de directivos de HTC. Google ha comprado talento.

Google Pixel de Google

El futuro es que ahora se presenten más Google Pixel. Y Google Pixel de Google. No serán Google Pixel de HTC. Google sabe que si quiere competir con iOS, e incluso con Samsung, no pueden únicamente diseñar el sistema operativo, tienen que fabricar el hardware del smartphone. Adquiriendo esta división de HTC consiguen ya contar con un equipo con el que diseñar sus propios smartphones. Es posible que ahora que cuentan con un equipo tan amplio, ya no solo presenten smartphones de gama alta, sino también algún móvil de gama media, o de gama básica.

HTC seguirá presentando smartphones

Una de las claves del acuerdo entre Google y HTC es que Google no ha comprado la marca HTC. HTC puede seguir fabricando y comercializando smartphones. Ahora han recibido una gran cantidad de dinero, y cuentan con muchos menos gastos, pues ahora ya no tendrán que pagar la mitad de los sueldos con los que antes contaban. Claro está, han perdido mucho talento, pero digamos que ahora tienen la oportunidad de volver a contratar a personal, y de volver a presentar algún smartphone. Incluso podrían actuar como Nokia, contratando a una empresa como HMD Global para que se encargue de diseñar los smartphones y comercializarlos.

Digamos que Google ha ofrecido a HTC la oportunidad de no hundirse en la quiebra. Para Google, cuantos más fabricantes con Android haya, mejor. Y así han conseguido contar con su propio equipo de smartphones, con el que lleva dos años trabajando, y a la vez consiguen que no cierre HTC.