Muchos móviles en Europa cuentan con un precio injusto con respecto a Estados Unidos

Escrito por Emmanuel Jiménez

Muchos smartphones en Europa cuentan con un precio más caro a los móviles comercializados en Estados Unidos. Y en realidad, no hay lógica para ello. En Europa pagamos más por los móviles simplemente porque los fabricantes quieren.

Precio injusto

Muchos smartphones en Europa cuentan con un precio injusto. Si bien es cierto que a veces afirmamos que comprar un móvil por 800 euros podría no ser muy lógico, en este caso no hablamos de que los móviles sean muy caros, sino de que los móviles de 200 dólares en Estados Unidos en Europa cuestan 300 euros, y los móviles de 800 dólares en Europa cuestan 900 euros. No ocurre así con todos los móviles, pues podemos comprar un Samsung Galaxy S8 a un precio casi más económico en Europa que en Estados Unidos, pero sí con muchos smartphones.

Google Pixel Azul

Es el caso del iPhone, y es el caso del Google Pixel, pero también de muchos otros. Originalmente, el precio de los móviles en Europa era el mismo que en Estados Unidos, pero sustituyendo la cifra en dólares, por la cifra en euros. Ya de por sí no era muy justo, teniendo en cuenta que el valor del euro siempre ha sido superior al del dólar. En cualquier caso, el resultado era que si un móvil contaba con un precio de 800 dólares en Estados Unidos, en Europa contaría con un precio de 800 euros.

No parecía justo, pero se afirmaba que el precio en Estados Unidos, en realidad, no era el real, sino que a ese precio había todavía que agregar los impuestos. No obstante, en algunos estados de Estados Unidos los impuestos son casi inexistentes. Además, el precio general de los móviles en Europa ya incluía los impuestos. Pero no cualquiera, sino el valor más alto de IVA de Europa.

Por ejemplo, el Google Pixel se presentó en el 2016 con un precio de 650 dólares. Su valor en euros, según el valor euro-dólar en septiembre del 2016 era de 580 euros. Sin embargo, el Google Pixel se comercializó en Alemania con un precio de 740 euros.

Eso significa que se le agregó un 27% en impuestos. En Alemania el IVA es del 19%. Solo Hungría cuenta con un 27% de IVA en la Unión Europea.

El precio en el 2017 es todavía más injusto

Pero estamos hablando del precio de un smartphone cuando el euro valía menos. El euro ha recuperado algo, pero los precios siguen siendo parecidos. Apple pasó a presentar sus iPhone y MacBook más caros, y afirmó que era porque el euro ahora era valía menos. Ok. Pero el euro ahora vale más, y los precios no cambian. El Google Pixel 2 aún no se ha presentado oficialmente, y su precio en Europa no se ha confirmado, lógicamente. Pero sí se han confirmado los precios de los iPhone 8.

El precio es todavía más injusto en el 2017 porque el euro ha recuperado valor, pero los precios siguen siendo los mismos, y por tanto, los fabricantes ganan más dinero, simplemente porque nosotros lo pagamos.

El iPhone 8 Plus cuenta con un precio en Estados Unidos de 800 dólares. Un precio “sin impuestos”. Aunque es posible conseguirlo por 800 dólares en muchas tiendas en Estados Unidos. Supongamos que convertimos el precio de 800 dólares a euros, y agregamos el IVA de España. El precio justo sería de 810 euros. Y eso agregando el IVA. Sin embargo, el precio del iPhone 8 Plus en España será de 920 euros.

¿Tan injusto es? Supongamos que utilizamos el valor del euro-dólar de septiembre del 2016, que era peor que el actual, y le agregamos el 27% de IVA de Hungría, el precio del iPhone 8 Plus sería de 895 euros. Ni siquiera los 920 euros por los que está disponible el iPhone 8 Plus en España.

Y eso que actualmente el valor del euro-dólar vuelve a ser estable. No trabajo en una agencia de viajes, pero quizás es más interesante ahorrarte un dinero, volar a Estados Unidos, ver Nueva York, y traerte un iPhone. El viaje no será muy barato, pero por la diferencia, consigues un teléfono inteligente de calidad, y ves Nueva York.