Análisis de Edge en Android: ¿puede ser rival para Chrome?

Escrito por Nacho Teso

La estrategia de Microsoft ya no pasa por su propio sistema operativo, sino que la compañía líder en PC está teniendo que buscar otra manera de sobrevivir en la jungla de los smartphones. De este modo, los de Redmond están dirigiendo su mirada hacia Android, colocándose en el ecosistema de Google con sus propias aplicaciones. Para consolidar esta estrategia, Microsoft ha lanzado una versión beta de Edge, su actual y principal navegador, para Android.

Competir en el mercado de los navegadores móviles es igualmente difícil, y si no, que se lo digan a Mozilla y su Firefox. Pero Microsoft aprovecha que ha dejado atrás el antiguo lastre de Explorer y que Edge se está posicionando como una marca más sólida. Otra de sus bases es la sincronización con el PC (algo enfatizado con su nuevo lanzador Microsoft Launcher). Además, para terminar de empezar con buen pie, la versión disponible de Edge en Android ahora mismo es una versión beta, para que los usuarios experimenten y prueben de primera mano un adelanto. Podéis descargar esta versión en el siguiente enlace:

Microsoft Edge
Price: Free

Una vez descargada, nos ponemos manos a la obra con nuestro análisis de Edge para ver lo que ofrece.

Microsoft Edge: sin barreras entre tu PC y tu Android

Lo primero que te pide Microsoft Edge en Android es iniciar sesión en tu cuenta de Microsoft. Como hemos dicho, la compañía quiere potenciar la simbiosis entre tu ordenador y tu móvil, y su navegador es la puerta para ello. Si inicias sesión, tus favoritos, tu historial, tus lecturas… Todo se sincronizará a tu favor para una experiencia más fluida. También te pedirá que compartas tu historial y tus datos para ofrecerte personalización en las búsquedas como hacen otros navegadores.

Pantalla de bienvenida de Microsoft Edge

Una vez hagas estos pasos, te encontrarás una home muy familiar. Tendrás ya varios accesos directos disponibles con la barra de búsquedas en el medio. No solo incluye entrada de texto, sino que puedes buscar mediante voz pulsando en el micrófono, aunque de momento solo en inglés. La última opción es un escáner de códigos QR que no viene mal tener a mano.

En la parte inferior tenemos el resto de la interfaz. Página anterior, página siguiente, un botón central para enviar tu contenido a tu PC (aunque solo si tienes Windows 10 Fall Creators Update), un botón para ver tus pestañas abiertas y el acceso al resto de opciones. Un look idéntico al de su hermano mayor en Windows.

Home y ajustes de Microsoft Edge

Dentro de los ajustes, opciones conocidas. Podremos configurar la apariencia para que se adapte al color del tema de casa sitio, así como mostrar el botón de vista de lectura cuando la página en la que estés sea apta. Hablaremos de esto más adelante, pero baste decir que merece la pena tenerlo activado. También podremos configurar el motor de búsqueda predeterminado, el autocompletar, la home, la contraseñas guardadas, activar un modo de no rastrear… Todo lo que podrías esperar.

Pasando a la navegación en sí, la experiencia parece bastante fluida, sin problemas aparentes y cómodo para el usuario común. En este apartado no habría mucho que mencionar y no destacaría si no fuese por el ya mencionado modo lectura.

Navegación en Microsoft Edge

En páginas en las que se pueda activar, como esta que estáis leyendo, Edge puede aplicar un modo en la que los textos y las imágenes se cargan, pero no así el resto de la página. Coge solo lo esencial y te lo ofrece como hacen otras apps como Pocket o Instapaper. El resultado es personalizable, pudiendo cambiar el color del fondo, la fuente y el tamaño. También puedes guardarlo en tu móvil y seguir leyendo en PC, o viceversa. Funciona de maravilla y es sin duda uno de sus puntos fuertes.

Vista de lectura en Microsoft Edge

Google Chrome: el molde que mide al resto de navegadores

Antes de lanzarnos a la comparativa final, hemos de pararnos un momento en lo que significa Chrome. En el escritorio, Google tuvo que ganar su terreno poco a poco en un territorio que Mozilla Firefox tenía dominado. A pesar de sus defectos, el navegador de Google hace mucho que ganó esa batalla y es el claro dominador, a pesar de los esfuerzos de sus rivales.

En móviles, sin embargo, Google es el ecosistema. Chrome te vendrá instalado de serie y para la mayoría de usuarios es el navegador básico, el molde y el límite con el que se compara al resto. Su dominio viene provocado de su propia fuerza de arrastre, y su sinergia con el resto de tu smartphone le coloca en una posición privilegiada. Medirse contra Chrome es difícil, aunque no imposible.

Edge vs Chrome: ¿qué navegador es mejor en Android?

Hay una manera básica de destacar por encima de Chrome: tener aspectos únicos. Microsoft Edge para Android los tiene. Aunque todavía está en estado beta, Edge demuestra una serie de características que le dejan en muy buena posición. La conexión con su hermano mayor de escritorio y el modo de lectura, gran atractivo en el mercado móvil, le convierten en un contendiente con buena pegada.

Es difícil compararse a la experiencia completa en todo de su rival, pero Edge empieza bien. Sí, ahora mismo Chrome es mejor, sería sorprendente lo contrario. Pero una vez avance, Edge será la opción de muchos usuarios, sobre todo de aquellos que ya sean afines a las herramientas de Microsoft. No diremos que el trono de Google esté en peligro, pero sí que la batalla se ha vuelto mucho más cruenta.