Llega el iPhone X y su pantalla, ¿Qué tenemos en Android?

Escrito por Miguel Ángel Muñoz

Está bien, el breve llega el iPhone X. Es indudable que hablamos del mejor iPhone de todos los tiempos, un modelo estelar, pero… aquí somos de Android y llega la hora, más que nunca, de defender nuestro sistema operativo y analizar qué tenemos o qué podemos comprar que sea igual o incluso mejor que el iPhone X.

Un modelo el iPhone X que, para empezar, no podemos olvidar que lleva pantallas hechas por Samsung, uno de los tótem de Android. Curiosidades o no, pero el mundo de los negocios tienen estas carambolas. Pero dejemos a un lado eso y vayamos al grano. ¿Qué tenemos en Android, por ejemplo en pantallas? Pues para ello hemos hecho una tabla donde de una manera rápida puedes ver las prestaciones de las pantallas de los móviles más potentes. Ahí tienes tamaño, brillo, densidad y demás detalles que darán una perspectiva rigurosa.

 

La pantalla es uno de los signos de identidad de Apple, la Retina en origen, Super Retina (OLED) en el caso del iPhone X con 5.8 pulgadas (2.436 × 1.125 píxeles) es una de las mejores del momento. Puro brillo, nitidez, densidad (458 ppi), contraste (1.000.000:1) y todos los atributos (HDR10 (alto rango dinámico)) que tenga una buena pantalla están ahí.

iPhone X con chica medieval en pantalla

Al otro lado tenemos a Samsung, LG, Huawei y Sony con sus respectivos paneles. De Samsung qué podemos decir, al margen de los detalles técnicos que ahora veremos, su formato Edge o curvado ha sido un antes o después en la industria. De hecho el iPhone X se mete en ese juego de ser diferencial comercialmente solo por su construcción, sí, todo un ejercicio de marketing que va más allá de la fabricación pura. Pantallas de complejidad extrema en su fabricación más aún cuando hablamos de modelos con protección IP.

Samsung Galaxy S8

El tema de la densidad y por supuesto el brillo es uno de los puntos fuertes de la firma, si bien es cierto que los niveles que atesoran, según los colegas de DisplayMate.com son en modo automático y cuando la incidencia de la luz sobre la pantalla provoca en modo automático niveles de brillo que en manual el usuario nunca puede obtener.

Sony Xperia XZ1

Sony por su parte lleva un poco más al extremo que en versiones anteriores el display Triluminos de su XZ1. No se puede negar que su nivel de brillo es potente, de los mejores, lo cual le permite estar en el top del grupo.

Huawei P10

Huawei por su parte sigue si se nos permite “apretando las tuercas” al concepto y por ende a la pantalla de los Mate. Teléfonos de encomiable nivel prestacional que han conseguido una ristra de seguidores. En el caso de la pantalla, extrema en los bordes laterales nos quedamos con su alta resolución y como no, con un nivel de brillo que es el mejor del lote. No creemos que haya que decir nada más.

LG V30

EL V30 de LG es uno de los nuevos “contenders” y sin duda que viene fuerte. La pantalla se ve de lujo, dispone de una tecnología P-OLED que es lo mejor del mercado y que la firma ha desarrollado para miles de productos de televisión. Va fuerte en densidad como se puede ver y en brillo no se puede decir que falle. Pero repetimos, a la vista, ojo con esa pantalla es una locura.

Nokia 8

Hay que dar una oportunidad a Nokia que con su 8 quiere hacerse un hueco entre los mejores. La verdad es que en densidad y en brillo está en el top, pero no podemos negar que Nokia todavía no tiene el protagonismo de otras marcas y que comercialmente tiene mucho que andar. Dicho esto la pantalla es un lujo y puede rivalizar con el iPhone sin problemas.