Por qué el Android de los dispositivos Xiaomi no es igual al de los demás

Son muchos los usuarios que se preguntan qué diferencias existen entre el Android que trae incorporado Xiaomi con el que utilizan los demás fabricantes. Esto es debido a la mezcla de conceptos entre “Launcher” y “Fork”. En la actualidad, al comprar un smartphone con Xiaomi viene equipado con MIUI 8 ó 9, pero: ¿Qué diferencias existen entre ambos términos?. Vamos a hacer un repaso a continuación:

Principales diferencias entre Launcher y Fork

Cuando un usuario adquiere un smartphone Xiaomi, normalmente aprecia las diferencias existentes frente a otras marcas desde que toma el primer contacto con el dispositivo, y es que además de otras variedades, no trae integradas muchas de las aplicaciones más populares de Google. ¿Por qué motivo?. Pues porque Xiaomi lo que utiliza es un fork, es decir, una versión alternativa de Android pero basada en su núcleo tomando como referencia el código fuente, mientras que el resto de fabricantes se decanta por la opción de personalizar la interfaz (o launcher), es decir, que modifican la apariencia (de mejor o peor forma) pero no “las tripas” del sistema operativo.

Android de Xiaomi

Tipos de fork

  • Forks abiertos. No incorpora los servicios de Google integrados de serie, pero es posible instalarlos si así se desea. Un claro ejemplo de este tipo de fork es el propio MIUI que viene con los dispositivos Xiaomi.
  • Forks cerrados. Por regla general no es posible utilizar en los fork cerrados el sofware para Android, independientemente que de forma no oficial se pudiera intentar hacer. Sólo son compatibles con las apps de la tienda que traiga instalada, y un claro ejemplo de fork cerrado vendría a ser Amazon con Fire OS basado en Android para sus tablets Kindle.

¿Forks sí o forks no?

Utilizar un Fork no tiene por qué ser sinónimo de inconveniente. Al contrario, se trata de software estable en el que como por ejemplo en el caso de Xiaomi centran todos sus esfuerzos por mimarlo para que ofrezca absoluta estabilidad. Ahora bien, al no estar avalado por Google, su evolución y desarrollo normalmente van un poco por detrás a los lanzamientos de las versiones más recientes del sistema operativo.

Todos estos aspectos son los que diferencian el Android que trae incorporado Xiaomi de los del resto de modelos de otras marcas asiáticas y europeas que se centran más en la interfaz. Así pues, no se puede decir que los Forks sean malos y los launcher una opción estupenda, ni viceversa. Son aspectos distintos y cada uno cumple una función diferente.