Así se preparan las actualizaciones de Android

Escrito por Nacho Teso (@nachoteso)

Cuando se anuncia una nueva versión de Android, normalmente tarda en llegar a nuestros teléfonos móviles, si es que llega. Más allá de tener un teléfono de Google o un móvil con Android One, los fabricantes deben dar diversos pasos para poner un dispositivo al día. Te contamos cómo funcionan las actualizaciones de Android.

Un proceso en dos fases y once pasos

El paso a paso que os vamos a contar está basado en la guía de Sony para sus móviles Xperia. Consta de dos fases, siendo la primera de ellas la construcción y la segunda la certificación. En líneas generales, el fabricante recibe el nuevo Android y debe retocarlo y refinarlo para todos sus dispositivos. Más adelante, necesitarán la ayuda de operadores y desarrolladores para asegurarse de que todo está correcto antes del lanzamiento oficial.

Fase 1 de las actualizaciones de Android

Pasos 1 y 2: El kit de desarrollo y los cimientos

Lo primero de todo es que Google proporciona al fabricante un Kit de Desarrollo de la Plataforma. Este PDK es una caja de herramientas con todos los materiales necesarios para la construcción del sistema operativo, y normalmente se recibe unas semanas antes del anuncio oficial de la versión de Android correspondiente.

A partir de ahí, toca construir los cimientos. Hablamos de llevar la nueva versión de Android al sistema ya existente. Esta es la parte en la que, en bruto, se encajan las actualizaciones de Android en lo que ya había.

Paso 3: HAL

Es importante tener en cuenta que no se trata solo de la cuestión del software. El hardware debe tenerse muy en cuenta, más en casos como el de Sony, cuyos chips funcionan de manera distinta a los de Qualcomm. HAL significa Hardware Abstraction Layer, y básicamente se trata de enchufar el sistema y la máquina de manera correcta para que no haya malfuncionamientos en los dispositivos.

Pasos 4 y 5 de las actualizaciones de Android

Pasos 4 y 5: Lo básico y lo accesorio

Una vez el hardware y el software son funcionales, toca empezar a asegurarse de que todo marcha. Lo primero es implementar lo básico en un teléfono: llamadas, mensajes y conexión a internet. Estos tres elementos son la base de lo que debe funcionar antes de ir más allá.

El quinto paso es donde el fabricante introduce su propia capa de personalización. La interfaz de usuario, las apps propias, las funcionalidades extra… Es el momento en el que Android puro se transforma en algo distinto.

Pasos 6 y 7: pruebas, pruebas y más pruebas

Hasta aquí se ha construido una versión de Android que funciona para el día a día sin problemas. Todo está donde debe y todo funciona como debe. Es el turno de las pruebas para asegurarse de detectar posibles fallos que corregir.

En el caso de Sony, esta es la versión que le da a su propia gente, a sus equipos de laboratorio y en las betas cerradas y públicas. Este proceso está en marcha hasta que se consigue una versión estable sin fallos o, por lo menos, fallos mínimos que no afecten a todo el sistema.

Pasos 8 y 9: asegurando los estándares

Aquí comienza la segunda fase del lanzamiento de las actualizaciones de Android. Hay que asegurar la calidad del producto, que se llega a los estándares en cuestiones técnicas como el Wifi, el Bluetooth… todo debe estar al día respecto a los usos que va a dar el usuario al dispositivo.

Es el momento de tener en cuenta también a los operadores. Se trabaja codo con codo junto a ellos para comprobar si se necesitan versiones específicas o si surgen fallos imprevistos. Es necesaria la aprobación de todas las partes antes del lanzamiento definitivo.

PAsos finales de las actualizaciones de Android

Pasos 10 y 11: lanzamiento y soporte

Si todo ha ido correctamente hasta aquí, el penúltimo paso es lanzar de manera oficial la actualización. Los usuarios las recibirán en sus terminales y podrán disfrutar de las ventajas que ofrezca. No obstante, el paso a paso de las actualizaciones de Android no acaba aquí, porque queda una de las cosas más importantes: el soporte.

El fabricante debe estar atento al feedback de los usuarios para arreglar fallos que se hayan pasado por alto y cualquier clase de error que deba solucionarse. Es aquí donde se reúne la información para las actualizaciones del firmware de cada teléfono que tienen lugar entre medias de versiones de Android.

Un proceso arduo para las actualizaciones de Android

Es llegados a este punto que ya se puede considerar lanzada la versión de Android de turno. El proceso es largo y requiere que el fabricante esté muy atento para que todo funcione como debe. Esto es lo que explica por qué se demoran tanto cada vez que se anuncia una actualización de Android.

Si bien la fragmentación entre sistemas es un problema común para el software de Google, lo cierto es que el buscador solo da un paquete con lo básico, y recae en cada compañía hacer el trabajo requerido. Tardan más, pero es un proceso arduo para asegurarse de que todo funciona bien.

Fuente > Sony