Vivo será el primer fabricante con sensor de huellas bajo la pantalla

Escrito por Nacho Teso (@nachoteso)

Vivo será el primer fabricante con sensor de huellas bajo la pantalla. La tecnología desarrollada recientemente por Synaptics ha llamado la atención de muchas empresas, pero será finalmente la compañía china la primera en utilizarlo en sus teléfonos móviles.

Vivo adelanta a Samsung y será el primero con lector de huellas bajo la pantalla

Que Samsung era la principal interesada en un lector de huellas bajo la pantalla era un secreto conocido por todos. La compañía coreana ha recibido muchas críticas por el posicionamiento de su sensor en los Galaxy S8, hasta el punto de tener que cambiarlos en los Galaxy S9. Una tecnología de este estilo supondría un gancho similar al que Face ID supone para Apple y su iPhone X.

sensor huellas pantalla

Sin embargo, es finalmente Vivo la que lanzará al mercado un smartphone con un lector de huellas integrado bajo la pantalla. La tecnología recibe el nombre de Clear ID, y las primeras impresiones auguran un funcionamiento rápido y eficaz. Está diseñada principalmente para pantallas OLED y se activa solo cuando se necesita. En primera instancia la recibirán los smartphones de gama alta, y desde ahí se espera que vaya llegando a más dispositivos.

Respecto al funcionamiento, hay que dejar claro que no es que la pantalla sea un sensor, sino que hay un sensor bajo la pantalla. Esto significa que solo una zona del panel actúa como lector. Normalmente estará marcada por una gran huella, indicando su zona cuando sea necesario. Es similar a la que hoy en día podemos ver en nuestras pantallas de bloqueo, pero de mayores dimensiones. El sensor en sí mide 7 mm.

Desde Synaptics aseguran que es el doble de rápido que el Face ID de Apple. Si bien una medición así de exacta es difícil de determinar, los sensores de huellas llevan años de desarrollo a sus espaldas, mientras que el reconocimiento facial se acaba de estrenar. Por lo tanto, es muy posible que realmente sea más rápido, y las principales dudas girarán en torno a la eficiencia día a día y a su seguridad.

Vivo todavía no se ha pronunciado respecto al terminal exacto que portará este primer sensor bajo la pantalla. No obstante, es un gran gancho para la compañía, más aún en una época en la que fabricantes chinos como Xiaomi y OPPO se extienden por occidente. Quizá sea el turno de Vivo para volver a intentarlo, esta vez con una tecnología puntera y temporalmente exclusiva bajo el brazo.

Fuente > Forbes