Protege tus aplicaciones usando tu sensor de huellas con FingerSecurity

Escrito por Nacho Teso (@nachoteso)

Los sensores de huellas se han convertido en el sistema principal de protección y desbloqueo de nuestro smartphone. Ya están presentas en la gran mayoría de dispositivos y es más cómodo y eficaz que utilizar siempre un patrón. Sin embargo, su funcionalidad queda limitada al desbloqueo del terminal, así que te enseñamos a usar el sensor de huellas para proteger aplicaciones.

Una doble capa de seguridad

El sensor de huellas tiene una eficacia más que demostrada. Su velocidad de desbloqueo hace que su uso sea natural y que los usuarios se adapten con facilidad a él. Sin embargo, tiene un problema muy evidente: solo se utiliza como sistema de seguridad para desbloquear nuestros teléfonos móviles. Su función la hace bien, sin duda, pero podría ser mucho más eficaz si admitiera más usos.

Y no hablamos solo de la posibilidad de usar gestos con el lector para, por ejemplo, extender el panel de notificaciones. El sensor de huellas se podría utilizar como una segunda capa de protección bajo la que proteger determinadas aplicaciones. ¿Por qué? Porque es muy probable que mucha gente cercana a ti sepa tu patrón para desbloquear igualmente tu teléfono, pero nadie puede hacerse con tu huella digital y, si la usas como método único para proteger tus apps, estarás doblemente protegido.

Protege tus apps usando FingerSecurity

FingerSecurity es una aplicación disponible de forma gratuita en la Play Store que te permite hacer exactamente eso: proteger cualquier de tus aplicaciones utilizando tu huella dactilar. Utilizando las huellas que ya hayas configurado, te permitirá establecer esa segunda capa de seguridad con las que limitar el acceso a las apps que no quieras. Por ejemplo, es algo muy útil para evitar que cualquiera acceda a la aplicación de tu banco y pueda ver tus transacciones.

protege aplicaciones con el sensor de huellas

Entre otras de sus funciones se encuentra el uso de un widget para habilitar o deshabilitar la protección de forma rápida, además de establecer límites de tiempo para reactivar la protección. De este modo podrás ir cambiando entre aplicaciones sin tener que poner la huella a cada instante, algo que sería contraproducente. Puedes establecer ajustes adicionales, como una contraseña distinta para los casos en los que no reconozca el sensor. Simplemente asegúrate de que sea distinta a tu patrón para mayor seguridad. La protección se aplica también a las notificaciones de las apps escogidas, y se aplica automáticamente a las nuevas instalaciones.

Si quieres probar FingerSecurity, puedes instalarla de forma gratuita desde la Play Store:

FingerSecurity
FingerSecurity
Developer: Rick Clephas
Price: Free+