Día del Internet Seguro: tres formas de estar más seguro que dependen de ti

Escrito por Nacho Teso

Feliz Día del Internet Seguro 2018. La seguridad de nuestros dispositivos debería ser algo totalmente asegurado en Android, pero más de una y más de dos veces hemos visto que no es así. Por ello os vamos a dar tres simples consejos que dependen, simplemente, de ti.

Establece un patrón y utiliza el sensor de huellas

Lo más obvio y sensato, pero algo que hay que recordar. Uno de los primeros pasos al estrenar un nuevo móvil debe ser establecer un patrón. ¿Tu nuevo teléfono tiene sensor de huellas? Utilízalo sin reparos. Establece estas dos capas de seguridad para evitar que alguien pueda acceder sin tú darte cuenta. Además, si estás en un espacio público, el sensor de huellas es la mejor manera que tienes de que nadie descubra tu patrón. Así nadie puede acceder a él usando ninguno de estos dos métodos. Utiliza sistemas como Smart Lock solo en sitios de confianza.

Patron Android

Utiliza la verificación en dos pasos siempre que puedas

¿A cuántas redes, aplicaciones, foros y sitios web accedes cada día? ¿Cuántas contraseñas utilizas? ¡No es suficiente! Sí, un gestor de contraseñas viene bien, pero asegúrate de activar la verificación en dos pasos cuando puedas, especialmente en sitios web destinados a comprar como Amazon. De este modo recibirás un mensaje SMS con un código especial cada vez que vayas a iniciar sesión o deberás utilizar una aplicación como Google Authenticator para poder hacer login. Son tan solo unos pocos segundos más, pero son unos segundos que te dejarán más tranquilo. Y, si alguna vez recibes un código por SMS y no has intentado iniciar sesión, serás consciente de que están intentando entrar en tu cuenta.

Verificación dos pasos Gmail

Vigila lo que subes a las redes sociales y a la nube

Internet es una puerta abierta a miles de millones de ojos. Las redes sociales son herramientas muy útiles, pero también son un amplificador para todos esos ojos. Ten cuidado con toda la información que compartes en redes sociales. Nunca sabes qué puedes estar revelando con una captura de pantalla, nunca sabes qué puede pasar con ese tuit fuera de tono que acabas de publicar, nunca sabes qué hará Facebook si tiene tu mail, tu teléfono, tu dirección y tu estado sentimental. Sé consciente de cuánta información estás dando y guárdate algo para ti. Y lo mismo se aplica a la nube: son servicios geniales, pero también pueden sufrir filtraciones de datos. Vigila qué clase de documentos y fotos subes.