Instagram empieza a probar una opción de Regram a sus Stories

Escrito por Nacho Teso (@nachoteso)

Instagram ha confirmado que está probando una nueva función con algunos usuarios. Se trata de la posibilidad de hacer Regram, de compartir tus imágenes del feed principal en tus Stories, donde puedes añadir los típicos stickers y filtros para aumentar su alcance.

Regram hacia las Stories: potenciando el contenido efímero

Las Stories de Instagram son el centro neurálgico actual de la red social. El contenido efímero al estilo Snapchat permite estar al día de todo lo que hacen tus amigos y conocidos, a la par que permite compartir situaciones del día a día que simplemente prefieres que no duren subidas más de veinticuatro horas. Por tanto, teniendo todo esto en cuenta, no es de extrañar cómo han implementado la nueva opción de Regram.

Al estilo de un retweet – hasta compartiendo icono -, bastará con seleccionar las típicas opciones de compartir para ver una nueva llamada Añade el post a tu Historia. Una vez lo hagas, podrás editarlo antes de compartirla, añadiendo stickers, escribiendo encima o girando la imagen.

Regram de Instagram

Para asegurar que la privacidad sea lo primero, Instagram ya ha añadido una opción de Permitir que otras personas vuelvan a compartir la publicación que se puede desactivar para evitar que compartan tus imágenes. Aunque no formes parte de la selección de usuarios que ya pueden utilizar el Regram, esta opción se encontrará ya activada en tu configuración. Solo funciona en cuentas públicas.

Adaptándose a lo que piden los usuarios

Cuando Twitter nació, no contaba ni con el retweet ni con los hashtags. Sin embargo, influenciados por los antiguos chats IRC, los usuarios empezaron a utilizar la almohadilla para agrupar temas y empezaron a copiar tuits de otras personas añadiendo RT delante. Estos usos provocaron que, inevitablemente, Twitter reaccionara ante lo que hacían los tuiteros, y acabaron por añadir ambas opciones de serie. Hoy en día no se entiende la red social del pajarito sin ambas funciones.

Con Instagram pasa lo mismos: se adapta a los usos y costumbres de sus usuarios implementando funciones nativas. Muchos usuarios hacen capturas de pantalla para subir sus propios posts a las Stories, algo que sirve de promoción sobre todo para perfiles profesionales. Con esta nueva función, se facilita enormemente el proceso, y se añaden más elementos por el camino. Cada imagen puede vivir dos veces, pero tampoco se permite llenar el feed principal con la misma foto una y otra vez. Con el nuevo Regram, las Stories se mantienen como el centro de la experiencia.

Fuente > TechCrunch