El Galaxy Note 9 no tendrá sensor de huellas bajo la pantalla

Escrito por Nacho Teso (@nachoteso)

Desde Samsung siguen dando vueltas al sensor de huellas debajo de la pantalla. Después de plantearlo para el Galaxy Note 8 y los Galaxy S9, parece que tampoco llegará a los Galaxy Note 9, que se conformarán con un sensor clásico.

Galaxy Note 9 sin sensor bajo la pantalla: en Samsung deciden esperar

El sensor de huellas debajo de la pantalla parece ser el Santo Grial que desde Samsung no dejan de buscar. Los rumores se sucedieron a lo largo de 2017, debido a que la compañía coreana era de las más interesadas en esta tecnología Clear ID. Sin embargo, ninguno de sus teléfonos de gama alta del año pasado o del año presente van a contar con este sensor especial. En Samsung va a esperar y es más que probable que en breves empecemos a oír rumores de su inclusión en el Galaxy S10.

¿Y a qué se debe esta decisión? La solución más simple es la correcta: no han podido introducir el sensor en sus futuros teléfonos. A pesar de tener varias opciones sobre la mesa, ninguna ha convencido lo suficiente, por lo que han decidido optar por una configuración más clásica para asegurarse de que sus teléfonos funcionarán bien.

fotos filtradas del Galaxy S9 y S9 Plus

Sensor de huellas clásico en la carcasa trasera: los viejos rockeros nunca mueren

Un Galaxy Note 9 sin sensor bajo la pantalla puede ser una pequeña decepción para algunos usuarios, pero es la decisión correcta si Samsung no ha sido capaz de producir un teléfono que se aproveche de esta tecnología. Debido a esto, optarán por un diseño clásico que colocará el sensor de huellas tradicional en la carcasa trasera.

Esto se debe, por supuesto, a la pantalla Infinity de los teléfonos Samsung, que reduce los marcos y evita que se pueda colocar el sensor en el frontal. Tras un primer paso fallido en el diseño de los Galaxy S8 y el Galaxy Note 8, en los que el sensor estaba demasiado cerca de la cámara, sabemos que en el Galaxy S9 y, presumiblemente, el Galaxy Note 9, se cambiará la distribución. El sensor bajará su altura en la carcasa trasera, permitiendo que el usuario lo alcance de manera más cómoda y lógica.

Los viejos rockeros nunca mueren, y el sensor de huellas normal es una herramienta de probada eficiencia. A pesar de los esfuerzos de Apple por eliminarlo, en Samsung todavía no se deciden a apostar al 100% por su solución de escáner facial, pero tampoco quieren prescindir de una pantalla sin marcos. De momento esta solución es el punto medio, al menos hasta que sean capaces de lograr su objetivo.

Fuente > Gizmochina