Varios Samsung Galaxy actualizarán a Android Oreo

Escrito por Nacho Teso (@nachoteso)

Mientras se empiezan a descubrir las funciones que incorporará Android P gracias a su primera versión previa para desarrolladores, algunos móviles todavía están recibiendo Android Oreo. El Galaxy Note 8 será el primero de varios Galaxy en recibir la actualización en los próximos meses.

El Samsung Galaxy Note 8 se prepara para recibir Android Oreo

Como hemos comentado muchas otras veces, la fragmentación de Android es probablemente su principal debilidad como sistema operativo, por lo que siempre es bueno ver cómo varios dispositivos de una compañía se preparan para recibir una gran actualización. Samsung ha apretado un poco el acelerador y varios de sus principales teléfonos móviles se preparan para recibir Android Oreo entre marzo y mayo de 2018.

El más importante entre los móviles seleccionados es el Samsung Galaxy Note 8, el último teléfono premium de la firma coreana antes del anuncio de los Samsung Galaxy S9 y Galaxy S9 Plus, cuyo funcionamiento podéis ver en nuestro videoanálisis del terminal. El Note 8 sigue destacando por el uso del S-Pen y, a partir del 30 de marzo, por tener Android Oreo; pero no será el único.

Los Samsung Galaxy S7, S7 edge, A3 (2017), A5 (2017) y A7 (2017) también se van a actualizar a Android Oreo

Yendo todavía más atrás en el tiempo, el 13 de abril de 2018 el Samsung Galaxy S7 y el Galaxy S7 edge recibirán la actualización del sistema para Android Oreo. Un mes más tarde, el 25 de mayo, serán tres móviles del año 2017 los que recibirán la nueva versión del sistema: Galaxy A3 (2017), Galaxy A5 (2017) y Galaxy A7 (2017). También la Galaxy Tab S3 de 9’7 pulgadas recibirá Oreo el 4 de mayo.

Toda esta información viene desde una tienda turca operada por la filial de Samsung en ese país. Por tanto, los datos son de lo más oficial posible, si bien es cierto que se pueden producir diversas variaciones según el mercado. En España no necesariamente llegarán en esas mismas fechas, pero sí cabe esperar que en este marco temporal se produzcan las actualizaciones en la mayoría de mercados.

En el caso de los Galaxy S7, es probable que estemos hablando de su última actualización mayor, pues ya habrán pasado dos años para el momento en el que Android P se encuentre ampliamente disponible. En el caso del resto de dispositivos, su lanzamiento en 2017 abre la puerta a la llegada de Android P en los de mayor gama, pero no es una esperanza que haya que mantener alta.

Fuente > Gizmochina