Así funciona la nueva rotación en Android P

Escrito por Nacho Teso (@nachoteso)

Tras la primera versión previa para desarrolladores de Android P, son muchas las informaciones sobre los nuevos detalles y funciones que se añaden al sistema operativo. Uno de los añadidos menores pero más interesantes es la nueva rotación de Android P.

Nueva rotación de Android P: más inteligente, más accesible

Android P traerá consigo una gran cantidad de novedades cuando se estreno – a finales de 2018 según su calendario de lanzamiento. Algunas cosas serán grandes detalles y beneficiarán a muchos móviles, como el nuevo soporte para notches y muescas que adaptará mejor el sistema a las nuevas pantallas que estamos viendo a lo largo del último año. Y otros añadidos serán cosas menores, pero que sin duda beneficiarán a la experiencia de muchos usuarios. La nueva rotación de Android P es como la doble pulsación sobre el botón de apps recientes para cambiar rápidamente entre aplicaciones introducida en Android Nougat: no revoluciona nada, pero ayuda mucho.

Nueva rotación de Android P

En primer lugar, hay que entender los dos nuevos modos que podrás utilizar en Android P: rotación fija y rotación libre. Ya no se trata de fijar en el modo apaisado o permitir rotar, sino que directamente se reduce a rotar o no de forma automática. Se debe a que la verdadera función para rotar queda reservada a la barra de navegación inferior, tal y como podéis ver en el gif de más arriba. Con el modo rotación libre, todo funciona como siempre; pero las cosas cambian con el modo rotación fija. Un nuevo botón aparece a la izquierda del botón Atrás cuando, por ejemplo, se pone en horizontal el móvil y el contenido está en vertical. Si se pulsa, la pantalla se adapta y pasa a estar fija en la nueva posición. Si se vuelve a poner vertical, vuelve a aparecer el botón, que servirá para la misma función pero a la inversa.

Las ventajas de los botones en pantalla

De este modo, el sistema de rotación estará siempre a mano y ayudará a los usuarios a poder adaptarse de forma rápida a cada situación sin tener que depender de bajar los Ajustes rápidos en todo momento o utilizar aplicaciones de terceros. Esta ventaja explica, además, por qué Google apuesta más por los botones en pantalla: ofrecen más posibilidades.

Los fabricantes que se valen de botones en el cuerpo del móvil se quedan fijos en las tres opciones principales, mientras que al activar una barra de navegación en pantalla, esta se peude adaptar a las necesidades de cada aplicación. Los límites se superan por la vía del software y el sistema se vuelve más eficiente, tal y como demuestra la nueva rotación de Android P.

Fuente > Droid-Life