Qualcomm trabaja en un nuevo chip para smartwatches

Escrito por Nacho Teso (@nachoteso)

Buenas noticias para el sector de los smartwatches y Wear OSQualcomm ha confirmado que está trabajando en un nuevo chip para relojes inteligentes, lo que debería ayudar al desarrollo de nuevo hardware.

El problema de Wear OS, el hardware de los smartwatches y Snapdragon Wear 2100

Recientemente, Google renombró Android Wear como Wear OS, en un esfuerzo por llevar la plataforma a más usuarios y eliminar la sensación de que el sistema solo funcionaba con Android. El objetivo era entonces llegar a los usuarios de iOS, por lo que era necesario ese relanzamiento en la parte del software.

Sin embargo, Wear OS necesita también grandes avances en lo referente al hardware. Lo cierto es que la actual oferta de dispositivos se demuestra como escasa e ineficiente a cada día que pasa, y urgía tener avances en este campo. El principal problema era que el Snapdragon Wear 2100 que utilizan la mayoría de relojes está anticuado. Apenas ha recibido actualizaciones de software y en cuestión de hardware ha retrasado el desarrollo de relojes más avanzados.

Las comparativas son odiosas, pero si miramos a cómo el sector de los smartphones recibe chips de todas las categorías cada poco tiempo, lo cierto es que es fácil ver por qué las cosas no han funcionado. Desde Qualcomm parecen haberse dado cuenta de ello y trabajan en un nuevo procesador.

qualcomm nuevo chip smartwatches

Dos años después: Qualcomm trabaja en un nuevo chip para smartwatches

Qualcomm se encuentra trabajando en un nuevo procesador para smartwatches que ayudará a impulsar Wear OS en más dispositivos. Para lograrlo, uno de los primeros pasos que han dado ha sido construir el chip desde cero, dedicado a la experiencia con un smartwatch. Con anterioridad se habían ofrecido procesadores de móviles modificados, pero ha llegado el turno de construir la experiencia desde cero.

La conexión Bluetooth y Wifi estará de serie en todos los relojes, además del GPS en los relojes deportivos. Otros muchos tendrán conexión de datos. También se promete que habrá smartwatches más pequeños y una mejor gestión de batería que ofrezca una mejor autonomía.

Sobre todas las cosas, prometen que esta plataforma supondrá un cambio radical para Wear OS. A lo largo de los dos últimos años han colaborado con Google para ver hacia dónde llevar a la plataforma, y parece que nos encontramos ante la evolución más importante para el sistema. Tocará esperar a la presentación definitiva en otoño de 2018, donde además del nuevo chip se anunciará un nuevo reloj que hará las veces de buque insignia del nuevo chip. Para finales de año, varias marcas habrán lanzado relojes con el nuevo chip.

Fuente > Wareable