Así cambiarán las apps de Twitter de terceros a partir de agosto de 2018

Escrito por Nacho Teso (@nachoteso)

Durante el próximo verano, Twitter va a aplicar una serie de cambios a su API, una herramienta fundamental para que funcionen aplicaciones de terceros. Ahora se ha dado a conocer las maneras en la que afectará a aplicaciones como Talon.

cambios apps de terceros de Twitter

Twitter cambia su API: así afecta a las aplicaciones de terceros

Cuando hablamos de aplicaciones de terceros, nos referimos a aplicaciones como TalonFenix o la difunta Flamingo. Son apps que, aprovechando la API de Twitter, ofrece su propia versión de lo que debería ser la red social, añadiendo de forma habitual nuevas funciones y nuevos diseños más atrevidos. Como podéis suponer, la API de Twitter es fundamental para todos estos programas, dado que es lo que les permite conectarse a los servidores de la red social y ofrecer acceso a todo el contenido.

A partir de este verano, Twitter va a cambiar su API y eso va a suponer un par de problemas para todas estas aplicaciones. No es nada especialmente doloroso, pero sin lugar a dudas se notará. Principalmente, estos van a ser los dos problemas a los que se van a enfrentar los desarrolladores a partir de agosto de 2018:

  • Nada de actualizar automáticamente: Algunas de estas apps ofrecían la opción de actualizar automáticamente el timeline de Twitter, de tal modo que, en cuanto había un nuevo tuit, aparecía al instante en pantalla. Es un método para estar al día y no perderse nada de la última hora. Y es un método que va a desaparecer. Para ver nuevos tuits, será necesario refrescar de forma manual.
  • Nada de notificaciones push: Si hasta la fecha era difícil implementar notificaciones push en aplicaciones de terceros, a partir de verano será imposible. Hasta la fecha había que buscar “atajos” para lograr recibir notificaciones, pero los cambios que se van a implementar restringirán estas medidas. Muchas apps dependían de instalar la app oficial de Twitter para recibir notificaciones a través de ella, y queda por ver si eso seguirá valiendo.

Twitter

Estos dos cambios alteran, sobre todo, posibilidades de futuro, y serán un dolor de cabeza para los desarrolladores. Los usuarios no serán los más afectados, ya que su experiencia con estas apps no debería cambiar en exceso, salvo que se usaran las funcionalidades en tiempo real.

El problema de los tokens: el mayor límite impuesto a otras apps

El principal problema de desarrollo de aplicaciones para Twitter sigue siendo, por tanto, el límite de tokens. Los tokens son fichas que desde Twitter conceden a cada aplicación y que limitan el número de usuarios que pueden acceder a Twitter usando cada una de ellas. Cuando una aplicación llega a su límite de tokens, se retira de la Play Store y no admite nuevos usuarios. Esto supone perder el principal método para actualizar la app, perder vías de ingreso y cortar desarrollos.

Cuando se llega al límite de tokens, los desarrolladores optan por una de dos vías: o bien abandonan la aplicación completamente o bien desarrollan una nueva, normalmente con el mismo nombre y un 2 detrás, pero cambiando lo suficiente como para ser considerada una nueva app y recibir una nueva remesa de tokens para que nuevos usuarios puedan seguir disfrutando de la experiencia.

Desde Twitter siguen sin tocar este límite de tokens y no parecen moverse en dirección contrario. Muchas personas buscan descargar estas aplicaciones de terceros porque no se encuentran satisfechos con la experiencia de la aplicación oficial. Aunque desde la red social acaban por coger algunas funciones de estas aplicaciones, como norma general optan más por cortar sus desarrollos en lugar de por incentivarlos.

El ejemplo más reciente, como decimos, es el de Flamingo una de las apps más populares para utilizar Twitter en Android de los últimos años. A pesar de ser una app de pago, muchas personas consideraban que era la mejor disponible en el mercado, y hace poco llegó a su límite de tokens debido a todas las personas que la utilizaban. Como resultado, su ficha de la Play Store está desactivada, y no se puede descargar desde la tienda de aplicaciones de Google salvo que la compraras en su momento y accedas al historial de aplicaciones. Una pérdida que aún lloran muchos usuarios y usuarias de Android.

Fuente > The Verge