Un cambio de diseño retrasa el Samsung Galaxy Note 9

Escrito por Nacho Teso (@nachoteso)

Recientemente os traíamos la noticia de que Samsung aceleraba su calendario de lanzamiento de nuevos dispositivos para lo que resta de 2018 y para 2019. Sin embargo, un cambio en el diseño del Samsung Galaxy Note 9 parece haber frustrado esos planes.

El Samsung Galaxy Note 9 cambia parte de su diseño y la culpa la tienen los competidores chinos

El pasado mayo de 2018, el vicepresidente de Samsung, Lee Jae-yong, viajó a China para hacerse una idea de lo que ofrecían algunos de sus rivales directos. Tras probar móviles de Oppo, Vivo y Xiaomi, tomó la decisión de que nada más volver iba a ordenar un cambio en el diseño del Samsung Galaxy Note 9. ¿Por qué? El vicepresidente llegó a la conclusión de que las pantallas de sus rivales se sentían mejor en mano, y por un precio inferior. Sin embargo, Samsung es la que les da las pantallas, ¿a qué se debe esa diferencia entonces?

Al grosor del cristal protector de las pantallas OLED. Lee Jae-yong se dio cuenta de que este debía ser el verdadero factor diferencial de las sensaciones entre esos terminales y los suyos. Al volver a su oficina, ordenó reducir el grosor del cristal del Galaxy Note 9 en 0’5 mm. Esto debería seguir ofreciendo protección pero, a su vez, hacerlo sentir mejor en mano. Y aunque eso pueda tener sentido, no menos cierto es que ha provocado un retraso de al menos dos semanas en el lanzamiento del terminal, dado que se tienen que volver a producir las partes pertinentes.

cambio diseño galaxy note 9

El Samsung Galaxy Note 9 saldrá más tarde de lo previsto en un inicio

El Samsung Galaxy Note 9 se retrasa. No mucho, no demasiado, pero se retrasa. En principio los últimos reportes indican un movimiento de dos semanas para el terminal, lo que permitiría mantener esa idea que lanzarlo antes de lo que se lanzó el Samsung Galaxy Note 8 el año pasado. Esto significaría que el Samsung Galaxy Note 9 estaría en el mercado para agosto de 2018.

Esta nueva fecha no supone un cambio drástico, pero seguramente acerque más el lanzamiento al del próximo iPhone, o al menos más de lo que desearía Samsung. No obstante, las buenas noticias es que su nuevo calendario debería afectar solo a lo que resta de 2018, mientras que los planes para 2019 parecen permanecer intactos. Así, el Samsung Galaxy S10 se lanzaría en enero de 2019, mientras que un mes más tarde se presentaría en sociedad el teléfono plegable.

Fuente > The Bell