Instagram dejará de notificar si haces captura de pantalla a las Stories

Escrito por Nacho Teso (@nachoteso)

Después de que Instagram iniciara hace unos meses un experimento mediante el cual notificaba a sus usuarios si hacían una captura a sus Stories, la compañía confirma que han decidido dar de lado la función.

No habrá notificaciones si haces capturas de pantalla a las Stories de tus contactos de Instagram

En febrero de este mismo año, algunos usuarios y usuarias de la red social más popular del planeta comenzaron a ver cómo Instagram avisaba de que iba a notificar si se hacían capturas de pantalla a las Stories. Copiando otra cosa más de Snapchat, la red social se había decidido a acabar con esta práctica:

Aquel experimento tuvo reacciones mixtas, según se tuviera más en cuenta el comportamiento habitual de cada persona en la red social o si se optara por mirar hacia la cuestión de la privacidad. No obstante, parece ser que son muchos los usuarios y usuarias que preferían poder espiar sin consecuencias, y las quejas parecen haber sido suficientes.

Instagram ha acabado con el experimento. Según informaban desde la red social al medio BuzzFeed News, se acabaron las notificaciones de capturas de pantalla y se acabaron las marcas indicando que habías hecho dicha captura. En adelante tendrás total libertad para guardar para siempre todo el contenido que quieras.

Desde la compañía no han dado muchas respuestas respecto al porqué de terminar el experimento, y simplemente informa de que ha terminado. Teniendo en cuenta que era una función en pruebas, cabe deducir que las personas más activas en la red social no habrán encontrado en esta función ninguna utilidad, o que Instagram ha pensado que no merecía la pena seguir invirtiendo en desarrollarla.

No obstante, cabe también preguntarse acerca de cuestiones de privacidad. El formato de las Stories de Instagram, copiadas directamente desde Snapchat, destaca por ser efímero. La idea es que no viva en Internet más de 24 horas y, salvo que seas una celebridad, como norma general así es. Por tanto, en el momento en el que se habilitan herramientas que permiten guardar sin problema ese contenido más allá de las 24 horas iniciales, se crea un “agujero” que va contra el espíritu del formato. No todos los casos son iguales, pero muchas personas podrían sentirse más protegidas si supieran cuándo sus vídeos y fotografías vivirán más tiempo. Con la marcha atrás de Instagram con esta función, esa línea de defensa no existe, y las cosas vuelven a estar como antes de febrero de 2018.

Vía > The Verge