Vivo desarrolla un reconocimiento facial 3D debajo de la pantalla

Escrito por Nacho Teso (@nachoteso)

Vivo está destacando como una de las compañías más innovadoras de los últimos meses. Tras su novedoso sensor de huellas debajo de la pantalla y el lanzamiento del Vivo Nex S, ahora trabajan en un reconocimiento facial 3D avanzado cuyos sensores estén debajo de la pantalla.

Vivo trabaja en un reconocimiento facial 3D con los sensores debajo de la pantalla

Vivo se está posicionando como una de las compañías más innovadoras del momento. Tras el sensor de huellas debajo de la pantalla y la cámara retráctil del Vivo Nex S, llega el turno de descubrir cómo pretenden mejorar los sensores para el reconocimiento facial. La firma china se ha puesto manos a la obra y ha llegado a la conclusión de que el mejor método será el mismo que el del lector de huellas digitales: colocar el escáner facial debajo de la pantalla.

La cuestión principal es lograr competir con el Face ID de Apple sin recurrir a las mismas técnicas que el resto de fabricantes. Entre los objetivos de Vivo se encuentran hacer un sensor más pequeño que ocupe menos espacio; un sensor válido para pagos móviles; un sensor que detecte el rostro a mayor distancia que sus rivales y que, además, sea de mayor calidad. Y todo ello, tal y como indica la siguiente imagen filtrada, debajo de la pantalla. Si tenemos en cuenta los antecedentes, probablemente implique que solo funcionaría en pantallas OLED.

Vivo reconocimiento facial 3d

Dos opciones ante el futuro de los móviles sin marcos: renovar la tecnología o morir con el notch

Vivo se está ganando un buen nombre porque está apostando por nuevas tecnologías de cara al futuro a medio y largo plazo del sector de los smartphones. Todas las compañías quieren apostar por dispositivos sin marcos cuyo frontal sea todo pantalla, pero la mayoría se conforman con usar un notch y no aportan nada nuevo. Vivo está buscando nuevas soluciones a los problemas actuales, y eso le puede permitir ganarse un gran nombre.

No es la única, dado que recientemente hemos visto cómo el Oppo Find X aportaba su propia solución: un panel deslizante que oculta los sensores y las cámaras y que solo se abre para desbloquear el teléfono o sacar una fotografía, proceso que realiza en 0’5 segundos. Dos dieas distintas pero que demuestran auténtica innovación por parte de las dos firmas chinas, que cabe recordar que son “hermanas”, al estar bajo el amparo de BBK Electronics.

Fuente > Gizmochina