Samsung habría vuelto a cambiar su calendario de lanzamiento

Escrito por Nacho Teso (@nachoteso)

Samsung parecía haberse establecido ya en un calendario de lanzamiento fijo de cara al próximo año. Sin embargo, parece haber cambiado de planes respecto al orden en el que presentará y lanzará sus dispositivos.

Samsung y sus problemas de calendario durante 2018 y 2019

Samsung parecía tener un plan bastante bien fijado hace apenas unos meses. El Samsung Galaxy Note 9 adelantaría su lanzamiento para llegar antes al mercado y evitar competir con los próximos iPhone. A partir de ahí, de cara a 2019, se adelantarían los lanzamientos del Samsung Galaxy S10 y el Samsung Galaxy X, que tendrían lugar en enero y febrero respectivamente. De este modo se llegaría antes y se compensarían las ventas del Samsung Galaxy S9.

Sin embargo, nada ha terminado de salir bien para la compañía coreana. El Samsung Galaxy Note 9 finalmente será presentado el 9 de agosto, tras algunos retrasos acumulados frutos del rediseño de su pantalla. Esto significa que sus fechas de lanzamiento serán muy similares a las de años previos. Y parece que también los estrenos del próximo año se ven modificados, dado que tanto el Samsung Galaxy S10 como el Samsung Galaxy X se mueven de fecha.

Samsung cambia su calendario de lanzamiento

Samsung cambia su calendario de lanzamiento: el Galaxy S10 y el Galaxy X se cambian las sillas

A través de la red social china Weibo empiezan a aparecer las informaciones que hoy nos ocupan. Como decíamos, el Samsung Galaxy S10 estaba planeado para ser presentado en enero de 2019, durante el Consumer Electronics Show 2019; mientras que un mes después, en febrero, el Samsung Galaxy X llegaría durante el Mobile World Congress 2019. Sin embargo, los últimos reportes indican que ambos dispositivos se van a cambiar sus fechas.

Smartphones plegables de doble pantalla

El Samsung Galaxy X sería presentado en enero de 2019. Sería un dispositivo con una tirada limitada y un precio superior que podría llegar a los 1.800 dólares (unos 1.500 euros al cambio), motivado por su característica pantalla plegable, que se va a posicionar como casi única en el mercado. Un mes más tarde sería cuando el Samsung Galaxy S10 se lanzase. Lo haría con tres modelos distintos, incluyendo una versión Lite desde su inicio y una versión con triple cámara, pantalla sonora y sensor de huellas debajo de la pantalla. Con este nuevo enfoque de tres dispositivos se pretendería abarcar más mercado, evitando la continua caída en ventas de los Galaxy S desde que se lanzara el Galaxy S7. Ni el S8 ni el S9 han superado a su predecesor, y el S10 debe cambiar la tendencia.

Fuente > Gizmochina