El Samsung Galaxy S10 barato tendría sensor de huellas lateral

Escrito por Nacho Teso (@nachoteso)

Samsung se encuentra trabajando en hasta tres versiones del Samsung Galaxy S10 La más barata se diferenciaría de sus hermanos mayores en la posición del lector de huellas dactilares, que se encontraría en el lateral.

Tres versiones del Samsung Galaxy S10 diferenciadas por el sensor de huellas

El sensor de huellas debajo de la pantalla ha sido uno de los grandes objetivos de Samsung para sus dispositivos. Sin embargo, no va a ser hasta el Samsung Galaxy S10 que pueda implementarlo. A pesar de quererlo listo para el Samsung Galaxy S9 e incluso el inminente Samsung Galaxy Note 9, lo cierto es que no han podido desarrollar la tecnología a tiempo y tendremos que esperar hasta 2019 para verla en vivo y en directo.

Sin embargo, que desde la compañía coreana hayan optado por introducir este sensor tiene algunas consecuencias. La principal es que va a aumentar el coste de los dispositivos. Un sensor de huellas debajo de la pantalla es, hoy en día, más caro que uno tradicional, y esto se traduce en un coste mayor. Sin embargo, las ventas de Samsung están a la baja, lo que les ha llevado a pensar en una tercera versión más barata de su buque insignia.

Samsung Galaxy S10 barato con sensor de huellas lateral

Samsung Galaxy S10 barato con sensor de huellas lateral para aumentar las ventas

Así, se está desarrollando un Samsung Galaxy S10 barato que, de momento, podríamos llamar Galaxy S10 Pro. La principal diferencia respecto a sus hermanos mayores llegaría con el sensor de huellas. No se encontraría debajo de la pantalla, sino en el lateral. La posición no deja de ser curiosa si tenemos en cuenta que históricamente ha estado en el frontal y que la segunda opción para Samsung siempre fue la zona trasera. No obstante, así indican los últimos reportes que sería el Galaxy S10 Lite.

Con este se pretendería alcanzar al público para el que las versiones normal y Plus sean muy caras. Es una manera de aplicar la venda antes de la herida, dado que ante una previsible caída de ventas se ofrece un nuevo terminal al que puedan recurrir estas personas. De ese modo, aunque por modelo se puedan reducir las ventas, en total aumentarían gracias al Samsung Galaxy S10 Lite. Además, este promete ser un smartphone más “clásico”, algo que puede convencer a aquellos que deseen una experiencia más tradicional. Y, para aquellos que deseen una nueva experiencia, quizá en un futuro vean un Samsung con tres pantallas:

Samsung patenta un móvil con tres pantallas y cero marcos

Fuente > The Bell