La pantalla del Samsung Galaxy Note 9 es la mejor del mundo

Escrito por Nacho Teso (@nachoteso)

La pantalla del Samsung Galaxy Note 9 ha pasado las pruebas de DisplayMate para comprobar cuánto ha mejorado respecto a los dispositivos anteriores de la compañía. Los resultados son contundentes: es la mejor pantalla del momento.

La mejor pantalla de Samsung… otra vez

Quizá a algunos os suene este titular y esta situación. Es normal, dado que la pantalla del Samsung Galaxy S9 también fue declarada la mejor del mundo. Desde DisplayMate se especializan en el análisis de pantallas de toda clase del mismo modo en el que desde DxOMark se especializan en el análisis de las cámaras y objetivos de toda clase, no solo de teléfonos móviles. Así, en su página web no es difícil encontrar análisis de los principales topes de gama, incluido el nuevo análisis del Galaxy Note 9.

Es una lectura muy densa, en la que explican los procesos de análisis que se han seguido para comprobar y medir las distintas características del panel OLED. Al final del día, se trata sobre todo de calidad a la hora de representar color y ofrecer un brillo a la altura, así como las posibles modificaciones que, a propósito, se realizan sobre la representación final. También importa la tecnología utilizada, favoreciendo los paneles OLED sobre los LCD.

pantalla Samsung Galaxy Note 9 mejor del mundo

Por qué la pantalla del Samsung Galaxy Note 9 es la mejor del mundo

Desde la propia Samsung se han encargado de destacar lo mejor del análisis. La firma coreana indica los siguientes puntos clave:

  • La mejor del mundo: Citando directamente el análisis, “el nivel de rendimiento y excelencia de la pantalla aumenta año a año, y el Galaxy Note 9 vuelve a subir el nivel de forma significativa”. Esto le ha valido la calificación más alta.
  • High Brightness Mode: El nivel de brillo se adapta a cada situación, ya sea bajo luz directa del Sol o en condiciones de baja luz. Las pruebas consistieron en iluminar la pantalla totalmente en blanco, la prueba más difícil para paneles OLED porque necesitan iluminar cada pixel con toda su energía.
  • Representación del color: También se establece un nuevo récord aquí, logrando los colores más exactos de cualquier pantalla. Poniéndolo en porcentajes, hablamos d euna mejora del 85% respecto al Samsung Galaxy Note 8.
  • Consumo de energía: Es un panel un 8% más eficiente que el del Galaxy Note 8, consumiendo así menos batería en su uso diario.

Al final del día, cuánto nota el usuario o usuaria en su uso habitual de todo esto puede variar. Pero, indudablemente, Samsung siempre es uno de los principales competidores a la hora de crear pantallas, y ofrece grandes pantallas en sus móviles.