Evita que las aplicaciones consuman datos y gasten megas de tu conexión a internet con estos pasos

Aunque las tarifas de datos son cada vez más generosas y ofrecen cada vez más gigas, lo cierto es que la gestión de los datos móviles sigue siendo un problema para muchos usuarios. Sobre todo cuando tenemos en el teléfono aplicaciones que se conectan de forma intermitente en internet y nosotros no lo sabemos.

Además de varios consejos, vamos a detallar en esta guía cómo poder bloquear desde Android a las aplicaciones para que no se conecten a internet sin que tú lo sepas ni que lo permitas. De este modo el ahorro en datos se hará notar. Lo notarás tú, lo notará la aplicación de tu operadora y sobre todo lo notará la próxima factura del teléfono en la que no tendrás que solicitar recargas.

Bloquear el acceso a internet de las aplicaciones desde Android

Es sencillo, al margen de si estás usando la capa y no sea Android puro (EMUI, MIUI, la nueva OneUI…). En líneas generales basta con abrir la aplicación de Ajustes y acudir a Conexión e internet, Uso de datos. Accederás a un listado de aplicaciones y el consumo de megas o datos que hacen (también puedes seleccionar comprobar cómo gestionan internet bajo redes WiFi).

Si pulsas en una aplicación accederás a un menú en el que podrás seleccionar bloquear a dicha aplicación para que deje de acceder a internet. Siempre podrás desbloquear esta opción cuando quieras hacer uso de la herramienta en cuestión cuando se trate de una app que para que su uso sea correcto requiera de una conexión a internet sí o sí.

También es recomendable plantear un plan de datos. En la misma pestaña puedes buscar especificar un plan de datos e incluso pedir al dispositivo que te envíe una notificación cuando estés a punto de sobrepasar dicho límite. Desde este menú de opciones puedes incluso plantear que una vez superado este límite, el teléfono se desconecte y deje de hacer uso de datos.

Esto no solo supondrá un importante ahorro en el plan de datos o megas que tengas contratados, sino que si alguna aplicación usa internet de forma indistinta a que tú lo requieras o no, podrás ahorrar bastante batería. Una alternativa más sólida cuando no necesites echar mano al móvil en ningún momento es desactivar el plan de datos o incluso establecer el modo avión, para que, siempre y cuando las condiciones lo exijan, puedas ahorrar más energía.

Utiliza una app externa como Netguard para evitar que las aplicaciones consuman megas

Siempre puedes recurrir a aplicaciones como Netguard, una opción de código abierto que amplifica en muchos sentidos las opciones originales de Android. Por ejemplo, impide que las aplicaciones en concreto que no quieras que accedan a la tarifa de datos no lo hagan tampoco a través de una conexión WiFi.

También permite que las aplicaciones tengan excepciones, como conocetarse a la tarifa de datos o al WiFi cuando la pantalla esté encendida, lo cual es muy beneficioso tal y cómo habíamos planteado líneas atrás por el importante ahorro de batería que supone.

Aunque funciona como un cortafuegos al uso, con la posibilidad de ser empleado sin necesidad de rootear tu dispositivo Android, con todas las ventajas y facilidades que ello conlleva. Cuenta también con una versión pro que registra todo el tráfico saliente y permite bloquear direcciones individuales por cada aplicación, con lo que además del consecuente ahorro energético podrías evitar la aparición de publicidad indeseada en el terminal o detectar qué aplicación la provoca.