¿Problemas para desinstalar una app de tu Android? Unos consejos que te podrían ayudar

Escrito por Alberto R. Aguiar

Normalmente instalar o desinstalar una aplicación en Android no es un proceso complejo: la descargas o compras de la Play Store y una vez se quiera desinstalar basta con arrastrarla al cubo de basura del teléfono o fuerzas su eliminación desde el panel de Ajustes. Sin embargo, habrá ocasiones en las que algunas app en Android se resistan a desaparecer de tu teléfono. Pueden ser varias las razones. Aquí van dos sugerencias:

La aplicación que no se puede desinstalar tiene permisos de Administrador de dispositivos

Puede que hayas descargado alguna aplicación que en algún momento te haya pedido permisos de Administrador de dispositivos para poder escribir o reescribir en el teléfono a su antojo. No te asustes; es habitual que algunas aplicaciones, sin ningún tipo de afán malicioso, necesiten ese permiso. Un ejemplo es funcionar en pantalla de bloqueo como es el caso de poder poner un reloj en una pantalla apagada, como explicábamos esta semana.

Sin embargo, también es probable que llegados a este punto quieras borrar esa aplicación que hace tiempo dejaste de usar porque encontraste una que la mejoraba, o sencillamente no confíes en que haya una app con demasiados poderes.

También puede ser, claro, que se trate de una aplicación super conocida que por lo que sea ya no quieras en tu teléfono. No te preocupes, también se puede desinstalar. Necesitarás acudir a las opciones de permisos de aplicaciones en la herramienta de Ajustes de tu sistema Android. Llegar hasta aquí puede variar en función de la capa con la que corra tu Android. Si es Android puro no tiene mucho misterio. Si tienes una capa como EMUI, MIUI o la recién llegada OneUI, las cosas pueden variar.

En Android puro, por ejemplo, es, como decíamos, muy sencillo: basta con que vayas a la pestaña de Ajustes, pinches en Seguridad y abras Administradores de dispositivos. En terminales Samsung, por ejemplo, la opción está en Pantalla de Bloqueo y Seguridad, Otras herramientas de seguridad. En MIUI está en la pestaña de Ajustes, Privacidad, y Aplicaciones del administrador del dispositivo. Si no consigues encontrar tu opción siempre puedes usar la búsqueda en tu sistema para localizarla.

Una vez abras la opción de Aplicaciones del administrador del dispositivo te encontrarás con un listado de aplicaciones que cuentan con estos permisos. Basta con que deshabilites dichos permisos. Si no es una app del sistema ya no tendrás ningún problema y podrás desinstalar tranquilamente esta app.

La aplicación que no se puede desinstalar es parte del sistema Android

En el caso de que sea una aplicación preinstalada en el sistema (el navegador, la app de mensajes de texto, el reproductor multimedia o la propia galería de imágenes) quizá resulte un poco más complicado poder desinstalarla.

Si no es algo que te quite el sueño, siempre puedes deshabilitarla. Para ello puedes acudir al gestor de aplicaciones en el menú de Ajustes de tu terminal y comprobar si la app en cuestión te da la posibilidad de deshabilitarla o apagarla. De este modo la app no figurará en tus accesos directos y siempre podrás volver a reactivarla también desde este punto de opciones del sistema.