Brawl Stars: los primeros pasos en uno de los juegos que marcarán este 2019

Escrito por Alberto R. Aguiar

Fortnite o Player Unknown’s Battlefround han exportado las particularidades de los shooters competitivos y de los battle-royale a los terminales móviles y Android, aunque están lejos de ser una experiencia óptima para los jugadores. Brawl Stars, de los creadores de Clash of Clans o Clash Royale, se ha esforzado en los últimos años en diseñar títulos que aboguen por ese componente competitivo de los juegos en línea de videoconsolas u ordenador y lo ha trasladado de un modo eficaz a Android. Con Brawl Stars, su recién llegada obra, han hecho igual.

Brawl Stars salió a la luz el 12 de diciembre de 2018 después de que en 2017 viesen la luz sus primeras versiones de una beta. La premisa del juego es sencilla: doble joystick táctil, con uno manejas a tu campeón y con el joystick derecho apuntas y disparas. También puedes obviar el proceso de apuntado pulsando directamente el botón de disparar (el propio joystick táctil) y tu jugador disparará automáticamente al campeón más cercano.

Pero dejarlo todo en manos de la máquina no implica una mecánica sencilla. La complejitud del juego es notable, en tanto que el componente competitivo existe y quizá no se aprecie tanto en las primeras partidas. Al igual que ocurre en Clash Royale, la estrategia cobra una importancia relevante. Pero vayamos paso a paso.

¿Cómo se juega a Brawl Stars?

Equipos de uno, dos o tres jugadores se enfrentan entre sí en un campo predeterminado en el que el objetivo es recoger las gemas que aparecen en el escenario mientras luchas por sobrevivir a los disparos enemigos. Si mueres, pierdes las gemas y se las pueden llevar. En este escenario, es fácil imaginar cómo se complementa el título: la progresión es similar a la de juegos como League of Legends o Dota 2, y podría decirse que esta obra es una eficaz incursión más en el terreno de los MOBA para móviles por parte de los desarrolladores, Supercell.

El juego tiene profundidad en el momento en el que ofrece micropagos para progresar más rápido, pero solo con una experiencia dilatada en torno al título se podrá determinar en cualquier caso si esto convierte el juego en un pay per win de manual o bien simplemente hace la progresión más rápida, sin más. En cualquier caso, las tarifas que ofrece el título son similares a la de otros muchos juegos que cuentan con micropagos del estilo.

Y si en las primeras partidas el juego puede resultar un tanto alocado, lo cierto es que luego se ven las dinámicas de un MOBA en los asaltos y retiradas constantes, en jugar con tus compañeros y con el tiempo, en el hecho de que también existe una selva donde ocultarse, etc.

¿Hay campeones en Brawl Stars?

Sí, de una forma similar a League of Legends o Dota 2, existen los campeones. La curva de aprendizaje está bien diseñada y estos campeones, al contrario que en las propuestas antes planteadas para ordenador, se van desbloqueando conforme avanzan niveles. Del mismo modo, también se desblquean mejoras a tus campeones, así que cuídalos bien.

Conforme terminas la partida te dan una serie de puntos de fuerza para cada ‘Brawl‘ con los que ir subiéndolos de nivel (previo pago de una moneda ingame, además). Con las gemas, que se deben comprar con dinero real, puedes adquirir nuevos diseños para tus campeones. Además, cuentas con las habituales cajas diarias a abrir así como un montón de pantallas a desbloquear.

¿Qué futuro le espera al juego?

Podemos decir que brillante. Si el juego en su versión final se liberó hace unas semanas, lo cierto es que el título de Supercell cuenta con todos los tintes de convertirse en un nuevo fenómeno global: las partidas son rápidas, la interfaz es eficaz, cuenta con muchas prestaciones que propician el juego en línea (listas de amigos, clubes, trofeos, repeticiones) y parece encaminado a ser un MOBA versátil en tanto que será para todos los públicos… al principio. Después, el juego se irá poniendo más difícil conforme se vaya subiendo rango.