Private Zone: una aplicación para mantener seguro tu teléfono Android

Son varias las cosas que preocupan a los que tiene un terminal Android, como por ejemplo que funcione siempre con el máximo rendimiento posible o que se aproveche su hardware perfectamente. Pero es la seguridad una de las cuestiones que siempre se deben revisar. Con la aplicación Private Zone esto deja de ser un problema, ya que con ella instalada se aumenta la que ofrecen teléfonos y tablets.

Este es un trabajo que está pensado por y para aumentar la seguridad de los dispositivos que utilizan el sistema operativo de Google, y esto es posible aprovecharlo tanto en los modelos más potentes del mercado como los que son considerados como de gama de entrada. Así, es posible darle uso en terminales con Android 4.0 o superior y que dispongan de 2 GB de RAM -algo que ahora mismo es más que habitual-. Por cierto, un excelente detalle de Private Zone es que está traducido, por lo que aprender a utilizarlo es muy sencillo (en menos de cinco minutos como hemos comprobado se entiende cómo se maneja).

Si te preguntas por la protección que ofrece este desarrollo, esta es bastante amplia. Va desde el proteger carpetas para que terceros no las puedan ver y utiliza; pasando el evitar números de teléfonos que son sospechosos; y hasta es posible la gestión de patrones y números PIN de forma ampliada. Una de las grandes virtudes que ofrece Private Zone es la sencillez de uso, ya que en todo momento es posible conocer cómo sacar partido a una opción de la aplicación ya demás, los textos son muy claros respecto a lo que se consigue (algo en lo que también ayuda obstante que dispone de una interfaz reconocible e intuitiva).

Las mejores aplicaciones para poner seguridad a tus apps

Una de las cuestiones que pueden hacer dudar de Private Zone es que necesita muchos permisos para funcionar por completo. Esto es lógico, ya que gestiona apartados que son susceptibles, y en las pruebas que hemos realizado no hemos encontrado mal uso de esto y ni abuso por quiere «indagar» en lugares que no le corresponden. El caso, es que nosotros no hemos encontrado problema alguno para acceder a lo que se pide.

Dando uso a la aplicación Private Zone

Al proteger un teléfono con este trabajo hemos comprobado que todo funciona como debe y, además, la aplicación de las protecciones que integra son eficientes, en especial como pasarela de protección de lo que se tiene almacenado en el teléfono o tablet. Esto también es así en el registro de acciones que pueden ser peligrosas (como por ejemplo lo indicado antes de los números o el instalar nuevos desarrollos en el terminal). Además, la gestión es correcta, con todo muy claro en la zona central y las notificaciones que se recién si se detecta un posible riesgo son claras y útiles. Funciona bastante bien, la verdad.

La aplicación dispone de un apartado que realiza un chequeo del estado de seguridad del teléfono o tablet, que al finalizar muestra una puntuación para que todo sea bastante sencillo de entender. Y, además, existe un listado con las opciones a mejorar (con un acceso rápido a cada una de ellas). Sin gran impacto en el rendimiento general del dispositivo, lo cierto es que Private Zone nos ha gustado ya que realiza su trabajo de forma adecuada e inocua para el usuario. Por lo tanto es bastante recomendable.

Consigue ahora la aplicación Private Zone

Con lo que hemos comentado antes, es posible que desees hacerte con este desarrollo. Si es así, puedes descargarlo sin coste alguno tanto en la tienda Galaxy Store de Samsung como en Play Store de Google. En ambos casos, podrás disfrutar de esta aplicación de forma sencilla y con todas sus opciones activadas.

Tabla de la aplicación Private Zone