Claves para conocer el estado de salud de la batería de tu móvil

Uno de los primeros síntomas que notamos cuando nuestro smartphone envejece es en el rendimiento de la batería. Ya no aguanta como el primer día. Por eso, es importante aprender a detectar cuál es el estado de salud de la batería de nuestro smartphone para saber si tenemos que reemplazarla. En este artículo te damos todas las pautas.

Al igual que nos pasa a los humanos cuando alcanzamos la vejez, que ya no tenemos tanta energía como antes, los móviles con pocos años de uso, empiezan a perder capacidad de batería. Lo notamos porque aunque hagamos el mismo uso de siempre ya no nos dura tanto con vida y tenemos que empezar a llevarnos el cargador de un lado para otro.

Cuando la batería falla, hay quienes deciden reemplazar el teléfono por uno nuevo. Pero también hay quienes consideran que comprar otro no es una opción, sobre todo con teléfonos de alta gama. Por eso, cambiar la batería del teléfono por una nueva supone una nueva vida para nuestro smartphone. Pero, ¿cómo puedes saber si la batería realmente está tan mal? Para averiguarlo, hay que tener en cuenta algunos aspectos.

¿De qué está compuesta la batería de tu teléfono?

La mayoría de teléfonos que tenemos actualmente en el mercado usan baterías de litio. Antes de ellas estuvieron las de Cadmio o Níquel, que es el componente que encontramos en las típicas pilas. Estas baterías antiguas presentaban un problema del que seguro has oído hablar: el efecto memoria. Aunque quizá no sepas qué es por el nombre, seguro que alguna vez has oído que a los teléfonos hay que dejarlos descargar por completo para que carguen mejor. Bien, pues esto es lo que ocurría con las baterías antiguas de Níquel. Si no la descargabas por completo antes de la carga acababan perdiendo capacidad.

Pero, tranquilo. Esto ahora no pasa con las de litio. Si alguna vez te has preguntado si es bueno o malo descargar la batería por completo, que sepas que no es necesario. Algunos lo desaconsejan por completo, otros dicen que es recomendable hacerlo, pero cada cierto tiempo y no habitualmente.

Smartphone boca abajo sin la tapa de atrás

Debes saber también que las baterías de litio están en constante evolución. Aunque las más populares sean las compuestas por iones de litio (Li-Ion) también hay otras modalidades como las de polímero de litio (Li-Po) que cada vez se ven en más modelos de teléfono.

¿Qué son los ciclos de carga?

La edad de una batería la medimos por ciclos de carga. Es decir, las veces que una batería ha llegado a cero a lo largo de su vida. Se supone que nuestros teléfonos pueden llegar a aguantar hasta 1.000 ciclos, pero empiezan a perder eficiencia mucho antes. Se dice que entre los 300 y los 500 ciclos la batería comienza a degradarse. Pero no es una ciencia exacta y hay que tener en cuenta que no siempre esperamos a que nuestro smartphone se descargue por completo, más bien al contrario, los enchufamos cuando nos queda algo de batería.

Aunque notes que la batería ha perdido capacidad en comparación con el primer día, lo normal es que nos duren correctamente aproximadamente dos años. Pero también depende del uso que haga cada usuario.

Las temperaturas extremas, el mayor enemigo de las baterías

Las temperaturas demasiado altas y demasiado bajas afectan negativamente a las baterías. ¿Te ha pasado alguna vez que el móvil esté muy caliente? Los sobrecalentamientos aceleran la caducidad de nuestras baterías. Tenemos que intentar que no alcancen altas temperaturas. Pero tampoco bajas. Si por ejemplo notas que está muy caliente cuando lo cargas, es aconsejable dejarlo que se enfríe y continuar con la carga. De hecho, lo mejor es cargar el teléfono mientras está apagado. Ojo, también, con las fundas protectoras que les pongamos. Pueden contribuir a que el teléfono se caliente si son carcasas que no expulsan bien el calor.

Tiempo de carga de la batería

El tiempo de carga de una batería dependerá de los miliamperios que tenga ésta. Estos forman la capacidad total de la batería. Cuantos más miliamperios tenga la batería, más tiempo tardará en descargarse. Lo habitual es encontrarnos en el mercado móviles con baterías de 2.000 mAh (miliamperios/hora), pero también los hay de 5.000 mAh. Si notas que tu teléfono se carga muy despacio, el problema puede estar en el cargador o en el cable. Para detectar cuál de los dos puede estar fallando prueba a cargarlo con un cable diferente.

Analizar el estado de la batería

Teniendo en cuenta todo lo mencionado anteriormente, podemos hacernos una idea de qué puede estar fallando en nuestra batería. Sin embargo, también puedes apostar por una aplicación para hacer un análisis más preciso.

CPU-Z
CPU-Z
Developer: CPUID
Price: Free

Esta app te aportará información muy variada sobre tu teléfono. En ella podrás encontrar una pestaña dedicada a la batería, donde podrás ver su estado. Esto podrá servirte de ayuda para tomar la decisión de reemplazarla o no, si presenta problemas.

Capturas de pantalla de la aplicación CPU Z para conocer el estado de la batería

Como se muestra en la imagen, la pestaña de batería nos da algunos datos de los que hemos hablado en este artículo como la capacidad de la batería, la sustancia química que la compone o su nivel de carga. También podremos conocer con esta app la temperatura que tiene nuestro teléfono. ¡Esperamos que haya sido útil!