¡Llega el calor! Protege tu móvil de las altas temperaturas

La primavera ha llegado antes de tiempo este año y con ella, las altas temperaturas. Como bien sabrás, las baterías son enemigas de las temperaturas extremas y en especial, del calor, por eso hoy te vamos a enseñar algunos trucos para evitar que se sobrecaliente demasiado ante ambientes calurosos.

Cuando el móvil alcanza una temperatura elevada, la batería y el rendimiento del teléfono se ven afectados. Por eso, hay que tener precaución e intentar mantenerlo a una temperatura normal. Y te preguntarás ¿cuál es la temperatura normal que tiene que tener el teléfono? Aunque suele rondar los 20 grados, bastará con que no lo notes ardiendo al cogerlo. Si esto ocurre, prueba a seguir algunos de estos consejos.

Cerrar apps

Las aplicaciones que están activas en segundo plano, además de consumir batería, pueden sobrecalentar el teléfono. Cuantas más tareas esté haciendo el teléfono, más “fatigado” se sentirá, con lo que podremos notarlo en su temperatura. Esto, sumado al calor ambiental, hará que tu móvil tenga una temperatura excesiva. Por eso, es tan sencillo como quitar las apps que no estás utilizando en ese momento para darle un respiro.

Bajar el brillo

El brillo de la pantalla también es un factor clave que afecta a la temperatura de tu móvil. Cuanto más lo bajes, menos calor desprenderá. Aunque es cierto que en verano, hay más luz solar y nos costará más ver lo que hay en la pantalla con un brillo bajo, pero siempre podemos intentar no llevarlo al máximo.

Alejarlo de fuentes de calor

Como es lógico, hay que intentar no exponerlo al sol. Al igual que no lo dejaríamos encima de un radiador, tampoco debemos dejar que le de el sol de pleno. Sobre todo en verano, hay que tratar de tenerlo a la sombra y alejarlo de temperaturas muy altas. Tampoco hay que hacer locuras como meterlo al frigorífico o al congelador, el frío también es malo para nuestras baterías.

No utilizarlo mientras carga

Teléfono conectado a la corriente

Al enchufar el móvil a la corriente, el teléfono suele aumentar su temperatura. Si lo utilizas mientras lo cargas, es probable que se caliente considerablemente ya que se suma el calor que recibe a través de la carga, con las tareas que estamos pidiéndole con las aplicaciones que estamos utilizando. Si lo vas a utilizar igualmente mientras se carga, trata de no utilizar aplicaciones que requieren mucha potencia, como los juegos.

Reiniciar el móvil

Si ves que el móvil está tan caliente que parece que va a explotar, es recomendable que lo reinicies. De esta forma todos los procesos que estaban activos se desvanecerán. Es una manera muy sencilla de cortar de raíz todo lo que estaba consumiendo batería y sobrecalentando el teléfono. Si lo mantienes un rato apagado y después lo enciendes, mucho mejor.

Cuidado con las fundas

Una funda de mala calidad puede elevar la temperatura de tu teléfono, ya que no deja “respirar” a los materiales con los que está construido. Asegúrate de la funda tenga vías de escape por las que dejar salir el calor o cuyos materiales sean transpirables. También es recomendable que le quites la funda cuando lo vayas a cargar, ya que al estar enchufado a la corriente, aumentará el calor.

Ten siempre presentes estos consejos cuando empiecen a subir las temperaturas. Si notas que tu batería comienza a fallar, piensa que el exceso de calor las desgasta más rápidamente. ¡Sigue estos consejos a menudo para mantener el calor a raya!