Game MODs: tus juegos favoritos con gemas ilimitadas y todo gratis

En Android, conseguir el APK de un juego tiene varias vías: la típica es Google Play Store, pero se puede descargar de terceros e instalar de forma manual en el móvil. Pues bien, estos archivos APK pueden haber sido modificados. Y los Game MODs, que son APKs de juegos modificados, están alterados para favorecerte. Pueden tener dinero ilimitado, o gemas ilimitadas, o sencillamente todos los micropagos habilitados y, por supuesto, gratis.

Lo normal es que los usuarios de dispositivos móviles Android lleven a cabo la descarga de juegos desde la Google Play Store. Pero en APK Mirror y otras webs de terceros, los archivos APK de instalación se pueden ‘bajar’ e instalar de forma manual. Algo útil cuando, por ejemplo, un juego no ha llegado a nuestro país de forma oficial. Pero además de para esto, se está haciendo también para conseguir ‘Game Mods’que, como decíamos, no son más que archivos APK de juegos modificados a propósito para tener las cosas más fáciles.

Las ventajas de un Game MOD y la diferencia con el APK normal de un juego

Un Game MOD puede tener varios tipos de ventajas, y todo depende del juego y de quien haya creado este ‘Game MOD’. Pero lo habitual es que todo aquello que nos limite a subir de nivel o, en definitiva, mejorar, es lo que esté modificado. Es decir, que tendremos corazones sin límite, o dinero, o gemas ilimitadas, o es posible que otros recursos estén ‘trucados’ para que no nos quedemos cortos nunca y podamos jugar sin parar. Esto por un lado evita los micropagos, que es una ventaja económica, pero por otro lado conlleva ciertos riesgos e inconvenientes.

Todos los problemas, riesgos e inconvenientes de los Game MODs

Un Game MOD, por norma general, se va a ‘cargar’ la mecánica del videojuego y la experiencia se va a ver mermada casi siempre. Pero más allá de eso, conlleva riesgos importantes. Existe el riesgo de baneo en el caso de juegos online; pueden suspender nuestra cuenta por ir en contra de la política de la empresa. Además, es complicado comprobar en algunos casos el origen del Game MOD y todas las modificaciones concretas que se han hecho, así que puede conllevar problemas de seguridad y privacidad.

El MOD podría haber sido diseñado para robar cuentas de usuario, o para acceder a datos personales, y es complicado detectarlo. Y por si todo esto fuera poco, existe el problema de las actualizaciones. Un Game MOD depende, en sus actualizaciones, del apoyo que tenga de su desarrollador. Si está constantemente actualizado podremos usarlo, pero si el desarrollador del juego lanza una nueva versión, y el Game MOD no se actualiza en consecuencia, es posible que no podamos jugar más por algún tiempo, hasta que haya actualización para nuestro juego modificado.