¿Qué es Magisk? Sus ventajas y diferencias frente a Xposed Framework

Los usuarios de Android llevan mucho tiempo disfrutando de Xposed Framework, una herramienta que permite hacer modificaciones sobre el sistema y desde el mismo, a través de la instalación de módulos. Pero este framework tiene algunos problemas que han sido resueltos por Magisk, que en esencia es exactamente lo mismo. Sus diferencias son, precisamente, sus ventajas frente a Xposed.

Magisk permite la instalación de módulos, que sirven para añadir características y funciones al dispositivo. Son, en esencia, modificaciones sobre el sistema que no se ‘flashean’ desde el custom recovery, sino que se instalan desde Magisk Manager, la utilidad específica de gestión. Es también un framework, como Xposed, pero funcione de manera diferente. Ha surgido como alternativa, precisamente para resolver los principales problemas que provocaba esta herramienta anterior.

Cuáles son las principales diferencias de Magisk frente a Xposed Framework

Aunque es igualmente un framework, y sirve para hacer modificaciones del sistema, Magisk trabaja sobre la partición de arranque. Así que, aunque modifica el comportamiento del sistema, no modifica los ficheros del mismo. De este modo, ni el dispositivo –y su sistema operativo- ni las demás apps pueden detectar los cambios. Así que no hay problemas con Google SafetyNet, ni apps que dejan de funcionar como Netflix, Pokémon GO y Google Pay. Además, a nivel funcional es idéntico a Xposed Framework, en tanto que el propio Xposed se puede instalar como módulo para Magisk.

Magisk es una de las herramientas clave en el entorno root. Con esta utilidad podemos instalar Dolby Atmos en dispositivos de manera extraoficial, para mejorar la calidad del sonido, y hacer otras interesantes modificaciones como, por ejemplo, cambiar los emojis. También es posible instalar aplicaciones avanzadas para ahorrar batería, o instalar apps de terceros como si fueran aplicaciones del sistema. La cantidad de modificaciones que permite Magisk es realmente amplia.

En cuanto a la instalación de Magisk, el único requisito imprescindible, más allá de tener una versión de Android reciente, es contar con un custom recovery para el flasheo de su fichero .zip; o bien, como alternativa, se puede descargar Magisk Manager y llevar a cabo la instalación desde la propia aplicación. También hay una alternativa algo más compleja que consiste en modificar de forma manual los archivos de arranque del dispositivo y volcarlos a la memoria del terminal para que funcione exactamente del mismo modo que si hubiera sido flasheado con un menú de recuperación personalizado, como TWRP.