Cómo instalar un archivo APK en Android que no provenga de Play Store

A lo largo de los años, Google ha ido introduciendo importantes mejoras de seguridad en el sistema operativo Android. Y uno de estos sistemas de seguridad es, precisamente, el bloqueo de apps que no provengan de la Google Play Store. No obstante, los usuarios tienen la opción de instalar APKs de cualquier fuente, pero para ello tienen que llevar a cabo un procedimiento especial. No solo es descargar APKs fuera de Play Store, sino también hacer su instalación.

Google Play Store es la tienda oficial de aplicaciones de Google para Android. Y cuenta con su propio ‘filtro’ de aplicaciones para que no se cuele el malware –aunque en ocasiones ocurre- y un antivirus automático. La firma de Mountain View considera que su tienda de apps es la vía más segura para conseguir las aplicaciones. Sin embargo, si tenemos un archivo APK, lo podemos instalar en una tablet o en un móvil Android. Únicamente hay que saber cómo configurar el dispositivo para instalar archivos APK que provengan de fuera de la Google Play Store. Y no, no es un proceso complicado.

Cómo instalar cualquier archivo APK descargado en Android, aunque no provenga de la Google Play Store

En tu dispositivo Android, accede a la aplicación de Ajustes y accede al apartado de Seguridad. Dentro del mismo deberías encontrar la sección Instalar apps desconocidas, que es el texto con el que aparece la opción en las últimas versiones de Android. Una vez entremos aquí encontraremos una lista de aplicaciones, todas las que tengamos instaladas en nuestro teléfono inteligente. Y es que todas ellas se pueden configurar para que tengan permiso para instalar aplicaciones APK en el dispositivo. Sin embargo, no tiene sentido hacerlo con todas ellas –y sería un riesgo de seguridad-, así que lo haremos solo con algunas.

El navegador web, por ejemplo, tiene sentido que tenga permiso porque podemos descargar APKs desde él y hacer la instalación. Así que, como en el ejemplo, únicamente tendríamos que pinchar en Google Chrome –por ejemplo- y, al desplegarse, desplazar el interruptor para activar la instalación de aplicaciones desde esa fuente. Si tenemos instalada una alternativa a Google Play Store como es Aptoide, por ejemplo, entonces haríamos exactamente lo mismo que acabamos de hacer con Chrome.

Procederemos exactamente igual con todas aquellas aplicaciones que puedan convertirse en una fuente de instalación o de descarga e instalación de aplicaciones, como es el caso del navegador web Google Chrome.