Cómo conectar el mando de PS4 al móvil por Bluetooth

Cómo conectar el mando de PS4 al móvil por Bluetooth

Carlos González

Dualshock 4 es uno de muchos otros mandos que existen, pero es el mando de PlayStation 4. Y su diseño es uno de los favoritos entre los gamers de cualquier plataforma, incluyendo los jugadores de dispositivos móviles Android. Así que, aunque no es en absoluto económico, es interesante poder emparejarlo a nuestro móvil para jugar. Y en tanto que tiene conectividad Bluetooth, podemos conectarlo sin cables. Pero ¿cómo lo hacemos?

Para emparejar el mando Dualshock 4 a una PS4, se usa el cable y después el botón PS de la zona central. Pedro ¿y si no tenemos cable para conectarlo al móvil? A pesar de ello, hay una forma de hacer el emparejamiento usando únicamente la conectividad inalámbrica. Y una vez que lo hayamos conectado por Bluetooth al móvil, como es evidente, ya podremos utilizarlo de forma normal usando el botón PS para encenderlo y apagarlo cuando vayamos a usarlo, o no.

Cómo activar el emparejamiento de Dualshock 4 – Conectar el mando de PS4 con Android

En el mando de PS4 tenemos que pulsar el botón Share y, sin soltarlo, pulsar también el botón PS. Mantendremos ambos botones pulsados durante unos segundos, los suficientes como para que la luz frontal empiece a parpadear de forma intermitente en color blanco. Eso nos indicará que el Bluetooth está activado en el mando y que la visibilidad del dispositivo está habilitada. Así que ahora el resto tendremos que hacerlo en nuestro teléfono inteligente o tableta.

Accederemos a la aplicación de Ajustes en nuestro dispositivo Android, y en el apartado de Conexiones buscaremos la sección de Bluetooth. Aquí arrancará la búsqueda de dispositivos inalámbricos con tecnología Bluetooth que estén al alcance. Y en el listado, en el que pueden aparecer varios dispositivos, tendremos que localizar ‘Wireless Controller’, tal y como aparece en la captura de pantalla anterior. Pulsaremos sobre el mismo para que empiece la conexión entre el móvil y el mando, y en unos segundos lo tendremos correctamente conectado.

Podemos cambiar el nombre del dispositivo de la forma habitual. Y desde que esté conectado, lo podremos usar para navegar por la interfaz del móvil y, sobre todo, para jugar a cualquier tipo de videojuego. Lo habitual es que se detecte de forma automática y se asignen los controles correspondientes. En muchos casos, desde los ajustes de cada videojuego podremos ajustar los controles para cada botón del mando. El único problema de conectar por Bluetooth es que puede haber algo de retraso.