Por qué no carga mi móvil Android

Teléfono conectado a la corriente

La batería es uno de los componentes más sensibles en un teléfono Android, además de ser uno de los que más desgaste sufre. No es raro que haya problemas relacionados con la misma, que van a afectar al funcionamiento del teléfono. Un problema que seguro muchos usuarios conocen es que el móvil no cargue. ¿Por qué no carga mi móvil Android?

A continuación os contamos más sobre este tema. Si estáis teniendo este problema con vuestro teléfono, os vamos a dejar con una serie de soluciones que vais a poder aplicar. De este modo, podréis conseguir que el dispositivo vaya a cargar en todo caso. Además de saber más sobre los motivos por los que no carga el móvil, que es algo molesto para los usuarios en Android.

¿Por qué no carga mi móvil Android? El origen de este fallo puede ser tanto de hardware como software, algo que dependerá de cada situación individual. En todo caso, se recomienda probar una serie de soluciones en vuestros dispositivos, que os vayan a ayudar a que esta batería vaya a cargar de nuevo con normalidad. Las soluciones que os dejamos a continuación son algo simple, al alcance de cualquier usuario en el sistema operativo.

Limpia el puerto de carga del móvil

Una solución muy simple y puede que absurda, pero es algo que funciona muy bien en estos casos. El puerto de carga de un móvil es un orificio donde se puede introducir suciedad o cualquier tipo de pelusa que tengamos en el bolsillo, bolso, mochila. Esa suciedad es algo que puede estar generando problemas cuando ponemos el teléfono a cargar, ya que evita que se cargue de forma adecuada, o incluso impide que se cargue el teléfono cuando lo conectamos.

Lo primero que podemos hacer en este caso es soplar sobre el puerto de carga de forma enérgica (eso sí, hay que evitar que se ns escape algún escupitajo). En muchos casos es algo de suciedad que se ha colado la que evita que el teléfono vaya a cargar, por lo que si esa suciedad desaparece, el teléfono se podrá cargar de nuevo con normalidad.

Otra opción a la que podemos recurrir en este sentido es utilizar un bastoncillo de las orejas para limpiar cualquier suciedad que esté adherida a los puertos de carga. De este modo nos podemos asegurar de que el puerto de carga está completamente limpio. Importante a tener cuenta, es que no debemos usar palillos u otros elementos afilados, ya que podemos causar un problema en este puerto de carga del móvil. Así que evitar usar este tipo de objetos para limpiar este puerto de carga de nuestro teléfono Android.

¿El cargador funciona?

Ante la pregunta por qué no carga mi móvil Android, es importante tener en cuenta si ese cargador que estamos usando funciona. Podría ser que la causa real por la que este teléfono no carga es que el cargador haya dejado de funcionar. No es habitual que un cargador deje de funcionar, a no ser que haya un daño real en el mismo, pero seguro que a muchos os ha pasado, que el cargador que tenéis no funciona. Por lo que podría ser una causa.

Lo que podemos hacer es conectar ese cargador a otro dispositivo, que nos permitirá ver entonces si funciona o no. Si ese otro dispositivo carga, entonces ya sabemos que el cargador funciona y que no es el origen de este problema. Si en este otro dispositivo el cargador no funciona tampoco, podemos determinar entonces que es el cargador la causa de este problema en Android. Así que tendremos que comprar o usar un cargador diferente con nuestro smartphone.

El cable de carga no funciona

No solo el cargador puede tener una parte de la culpa en este caso, ya que también tenemos que tener en cuenta ese cable de carga. No todos los cables de carga funcionan de la misma manera, ya que hay algunos cables que se pueden usar por ejemplo en la transferencia de datos entre móvil y ordenador, pero que no se pueden usar para carga. Esto es así porque no tienen la potencia suficiente, por ejemplo.

Podría ser que estemos usando un cable que no es adecuado para la carga de nuestro teléfono móvil. Ya que se trata de un cable que está realmente pensado para la transferencia de datos, de modo que no tiene esa potencia que se necesita para usarlo en la carga. Este puede ser sobre todo el caso si estamos usando un cable que no venía con nuestro teléfono de serie, sino que es un cable que hemos comprado, por ejemplo.

Lo mejor en estos casos es usar el cable oficial, el que el fabricante puso con el teléfono y que venía en su caja. Ya que este tipo de cables son algo que se puede usar tanto para transferir archivos como para cargar el teléfono. Este cable no te dará problemas, si funciona bien, por lo que seguramente entonces vayas a poder cargar tu teléfono.

El conector de carga está suelto

Un problema que podría estar causando que nuestro teléfono Android no cargue es la soldadura de la conexión de carga. Esto es algo que ha afectado especialmente a los puertos microUSB. Ya que es un fallo que se ha detectado en muchos fabricantes de teléfonos en Android, donde usuarios han sufrido este problema.

Muchas personas intentan conectar el cable, algo que no siempre va bien, porque puede que introduzcamos el lado equivocado, por lo que luego giramos dicho cable, para que entonces se conecte. Estos intentos fallidos son algo que con el paso del tiempo acaban afectando a la soldadura del puerto de carga, que como consecuencia va a hacer que esta soldadura se empiece a mover, que se suelte poco a poco.

Lo mejor que podemos hacer en este caso si queremos comprobar si el problema de carga está relacionado con este puerto de carga, es que conectemos el cable y lo movamos ligeramente. Si encontramos un punto en el que el teléfono empieza a cargar entonces, hemos dado con el problema en este caso. Si este es el caso, la solución es acudir al servicio técnico de la marca o tienda donde compramos el teléfono. Ellos tienen que soldar entonces esta conexión o poner una nueva, en caso de que no sea posible soldarla. En todos los casos, esto debería solucionar el problema y permitir que el móvil cargue de nuevo.

La batería está dañada

 

Puede que el motivo por el que el móvil no carga sea justamente su batería, que la batería del teléfono haya muerto. En el pasado era posible retirar la batería del teléfono ante estos problemas, poner una nueva y el problema quedaba solucionado. Por desgracia, la absoluta mayoría de los teléfonos que se venden en la actualidad con Android como sistema operativo no tienen una batería extraíble, así que esta solución no es algo que se pueda aplicar ya.

Esto es algo que normalmente vamos a notar antes, es decir, no es algo que se vaya a ver solo cuando el teléfono no cargue. Lo normal es que nuestro teléfono haya dado algunos síntomas anteriormente, que son los que nos pueden dar a entender que hay problemas con la batería. Así que es importante tenerlos en cuenta, porque son avisos que posiblemente muchos hayan ignorado o no se hayan dado cuenta.

Son problemas como que la batería dura menos de lo normal, que se descarga de repente, que el móvil se apaga aunque nos salga un porcentaje de batería mayor, por ejemplo. Por lo que es bueno tener esto en cuenta, notar estos comportamientos. Si esto pasa, hay algo mal con la batería, que podréis solucionar acudiendo al servicio técnico, por ejemplo. En muchos casos podrán poner una nueva batería, que es la que soluciona este problema con la misma.

Carga inalámbrica

Si nada ha funcionado, puedes probar a cargar tu teléfono usando la carga inalámbrica. Esto es algo que también nos puede ser de ayuda para determinar si el fallo es de la batería, ya que si tampoco de este modo carga, entonces es que hay un problema con la misma. Por eso, puedes probar a cargar tu teléfono de este método, ya que es algo que no va a depender del puerto de carga o de un cable, que puede que ambos estén dañados en este caso. Por lo que te evitas estos problemas.

Son cada vez más los teléfonos en Android que tienen soporte a la carga inalámbrica, sobre todo en la gama alta esto es algo que no falta. Por eso, puede que tengas un teléfono que es compatible con la misma, así que no dudes en probar esto. Ya que es posible que vaya a funcionar de forma adecuada y que el móvil entonces vaya a cargar. La velocidad de carga en una carga sin cables es menor a la de la carga normal con cable, pero que al menos en este caso será lo que nos permita cargar dicha batería.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.