Google Family Link: controla el móvil de tus hijos para que lo usen correctamente

Los más pequeños de la casa entran cada vez más pronto a la ‘vida digital’, ya sea con un móvil o una tablet. Y ya sabemos que en Internet hay de todo. Así que, en sus primeros pasos en la Red, lo mejor es acompañarles con tecnologías de control parental. Y la compañía de Mountain View nos ofrece Google Family Link como forma de controlar dispositivos móviles de la familia. Qué consumen, cuándo y de qué modo. Todo lo podemos controlar y, sobre todo, guiarles en ello.

Google Family Link tiene dos partes: la que corresponde a padre, madre o tutor, y la que corresponde a los menores. Además, son aplicaciones diferentes y cada una debe estar descargada en el dispositivo que corresponda. Todo parte sobre la base de las cuentas de Google y eso quiere decir que tendremos que tener cuenta como administrador, y usar la de nuestros hijos –si tienen, y sino crearla- para establecer la configuración. Lo primero, evidentemente, será establecer la vinculación entre las cuentas de Google, y también sobre los correspondientes dispositivos.

Una vez establecido todo esto, el siguiente paso será configurar la cuenta. Podemos determinar qué aplicaciones pueden utilizar y también controlar la actividad en las mismas. Es decir, establecer horarios en los que se pueden utilizar las aplicaciones y también supervisar, en cualquier momento, cuánto tiempo se ha utilizado cada aplicación. De hecho, podemos ver incluso cuándo bloquean y desbloquean su dispositivo para utilizarlo. Y si se nos complica la elección de aplicaciones, siempre podemos ver una selección de apps que son recomendadas por profesores.

Decide qué apps pueden usar tus hijos y controla cuándo las utilizan

Los más pequeños de la casa van creciendo poco a poco, y es posible que vayan necesitando nuevas aplicaciones. Desde sus dispositivos móviles pueden solicitar acceso a alguna aplicación. Esta solicitud nos llegará a nuestro dispositivo y, desde el mismo, lo podemos aprobar y rechazar. En cualquier momento podemos consultar la ubicación de sus dispositivos y también podemos, de forma remota, bloquear el equipo por cualquier motivo.

Son algunas de las opciones de control parental disponibles en esta aplicación, aunque cuenta con muchas más. Y otras tantas, para las familias, que por ejemplo nos permiten compartir álbumes de fotos para que nuestros recuerdos estén al alcance de todos de la forma más fácil posible. En definitiva, es una aplicación que está enfocada al control y a la enseñanza de forma remota. Para que tus hijos puedan tener móvil o tablet, sí, pero con cierta supervisión.

Uno de los aspectos clave en esta aplicación, Google Family Link, está en que el sistema de control parental puede evolucionar a medida que también ellos lo hacen. Quizá al principio haya que llevar un mayor control y ser más restrictivo. Pero, a medida que crecen y que aprenden a desenvolverse en el uso de las tecnologías, Family Link de Google nos da la posibilidad de dejarles más posibilidades abiertas e ir disminuyendo el control sobre sus dispositivos móviles.