¿Instalar módulos Xposed sin necesidad de root? ¡Es posible!

Si eres un usuario de Android avanzado seguro que conocerás los módulos Xposed, estos módulos que te permiten añadir nuevas funcionalidades a tu teléfono móvil. Pero para ello necesitamos ser usuarios root… ¿O quizás no? Te hablamos de Virtual Xposed, una alternativa para no tener que rootear tu teléfono pero poder instalar estas nuevas funcionalidades.

Si siempre has pensado en instalar algún módulo Xposed pero nunca has hecho root y no quieres empezar ahora, Virtual Xposed es una opción muy factible. ¿Pero qué es esta app? Te lo contamos

Virtual Xposed. Un teléfono root sin hacer root

La app la podemos descargar desde su página web, descargando una APK sin problemas. Lo que nos ofrece nos es simple. Es como una máquina virtual de teléfono Android rooteado, pero sin necesidad de hacerlo en nuestro móvil, puesto que la máquina virtual ya actuará como móvil rooteado.

Por si no sabes no qué es una máquina virtual es una emulación de un sistema operativo corriendo con parte del hardware del dispositivo. Es decir, con algunos núcleos del procesador, una pequeña cantidad de RAM y algo del almacenamiento creará un móvil virtual donde está instalado otro sistema operativo, en este caso, un Android rooteado.

Esta máquina virtual incorpora la app de Xposed Installer. Así podremos instalar directamente los módulos Xposed sin tener que rompernos mucho la cabeza. Desde allí las opciones (el botón en medio) podremos poner más apps que tenemos en nuestro dispositivo real.

Virtual Xposed

Allí podremos buscar distintos módulos en el apartado de descargar. Si ya has rooteado alguna vez tu teléfono y has usado la app ya sabes cómo funciona y no necesitas ninguna presentación. En caso de que no sea así no te preocupes, es de lo más sencillo.

Solo tendrás que buscar el módulo que desees instalarlo y te aparecerá en la lista de módulos instalados, al igual que como app en el cajón de aplicaciones.

Virtual Xposed

Instala todo lo que necesites y pruébalo, eso sí, deberías estar informado un poco de lo que instalas, pero precisamente es una forma de aprender sin modificar tu máquina física, a través de esta emulación podrás probar e instalar lo que crees que necesitas y quien sabe si en un futuro instalarlo en un teléfono rooteado de verdad.

Una práctica interesante para los que aterrizan ahora en el mundo Android o para los que nunca se han atrevido a sumergirse en el mundo del root.

¿Qué te parece esta alternativa? ¿Lo ves factible? ¿O prefieres rootear tu teléfono directamente?