Si vas a compartir una app y no tienes internet, usa Google Play

Si vas a compartir una app y no tienes internet, usa Google Play

Christian Ruíz

No todo se puede hacer con el Wi-Fi. Hay tareas y gestiones que nos pillan fuera de casa, algo no muy difícil una vez comprobado lo social que es el ser humano y todos los motivos que tiene para salir a la calle. Si en ese momento tienes que usar el móvil en ese momento y tu plan de datos va un poco justo, puedes enviar apps gracias a Google Play sin conexión a internet.

Requisitos para compartir aplicaciones a un móvil cercano

Ambos móviles se conectarán entonces usando Compartir con Nearby, que usa el sistema de transmisión que considera más oportuno (Bluetooth, Wi-Fi, NFC…) y se comenzarán a enviar las aplicaciones. Como puedes ver en la captura siguiente, algunas aplicaciones no se pueden enviar si no son compatibles con el otro móvil.

Las aplicaciones se envían automáticamente, aunque no se instalan. Si las quieres instalar, deberás hacerlo manualmente pulsando Instalar o, si te han enviado varias a la vez, pulsando »Instalar todas». Desde aquí, el proceso es idéntico a cuando descargas algo desde Google Play. Para enviar una aplicación a un amigo, de forma inalámbrica y sin usar la conexión a Internet, deberás tener una pequeña coreografía con la otra persona en un proceso similar al de enviar cualquier otra cosa con Compartir con Nearby.

Cómo enviar apps en Google Play

Empezamos por la persona que va a enviar la aplicación, aunque los primeros pasos son iguales para ambos. Deberás abrir Google Play, abrir el menú ☰ y entrar en Mis aplicaciones y juegos. Si tienes una versión reciente de Google Play, te aparecerá una nueva pestaña con el nombre Compartir. La primera vez que lo hagas, verás una ventana de información. Acéptala y después pulsa Enviar.

Después necesitarás dar permiso a Google Play para que acceda a la ubicación -necesario para usar Nearby Share y encontrar dispositivos cercanos- para después seleccionar las apps que quieres enviar. Puedes seleccionar varias de golpe. Cuando las tengas, pulsa el botón de enviar en la parte superior.

En la misma, si seleccionas la opción de enviar una app, podrás ver una lista de las aplicaciones instaladas en tu dispositivo y compatibles con esta nueva función. Y este es un punto importante, eso sí, porque no todas las apps se pueden compartir. Por ejemplo, y curiosamente, la app de Google Stadia no puede, al menos de momento, ser transferida mediante esta función.

Llegados a este punto, es el turno de la otra persona, es decir, de quien va a recibir la aplicación en el móvil. Esta persona deberá también abrir Google Play, ir a Mis aplicaciones y juegos y, en la pestaña Compartir, pulsar Recibir.

Esto hará el móvil visible a los dispositivos cercanos, de modo que aparezca en la lista de móviles a los que enviar aplicaciones. En dicha ventana sale el nombre que tiene tu móvil, y que le aparecerá en la pantalla a quien envia las aplicaciones.

Después de elegir al destinatario de las aplicaciones, se mostrará un código numérico en ambos móviles. No es necesario introducir dicho código en ningún sitio, sino que se usa para comprobar que es el mismo. Es decir, que estás enviando y recibiendo aplicaciones a la persona correcta y no a un desconocido.

Es aquí cuando quien va a recibir las aplicaciones puede ver cuántas aplicaciones le están enviando y el nombre del móvil del que vienen. Si todos los datos son correctos, debes pulsar Recibir, para que comience la transacción.