Como bien indica su nombre, y como nos intenta convencer su desarrollador, The Impossible Game, puede llegar a ser o es el juego más complicado que ha pasado por un terminal Android.

El juego en sí es sencillísimo de jugar, ya que sólo debemos controlar un botón, el salto. Esta aplicación tiene unos gráficos muy simples, que es precisamente lo que hace que el juego sea tan difícil. Nosotros somos un cuadrado rojo que debe ir avanzando en la pantalla sin caerse, apoyándose en otros cuadrados, triángulos, líneas, etc.

No tiene más, eso sí, os retamos a bajároslo y no picaros horas y horas. Pasarás más tiempo reiniciando la partida. Consigue llegar a los puntos de control o “checkpoints” para conseguir avanzar y no tener que empezar de nuevo.

The Impossible Game

A veces no hay que pagar por espectaculares gráficos, o una increible jugabilidad e interface. Adicción y diversión es lo que te promete este juego. ¿No es eso lo que queremos todos al comprar algo en la Play Store?


  • Anónimo

    pene