Ceramic Destroyer es un juego muy fácil de manejar pero que a su vez engancha a los usuarios haciéndoles pasar un rato divertido.

El modo de juego es sencillo, con diferentes tipos de bombas, cada una con su propia utilidad, tienes que tratar de romper la figura que se nos muestra en pantalla, desde una mariposa, hasta un caballito de mar, ajustando el ángulo, la dirección y la potencia de la bomba para conseguir resultados óptimos.

 

Sus mas de 100 tipos de cerámicas te harán estar rompiendo figuras con los tipos de bomba que varian su tiempo al explotar dependiendo de color que sean.