¿Cómo funciona y qué es Omegle?

Qué es Omegle

Cuando hablamos de internet y de los usos más comunes que pueden darse en él, es inevitable referirnos a las redes sociales. Es algo evidente que han crecido mucho desde los inicios de chats del messenger, hasta los actuales Facebook, Twitter, Instagram, Tiktok y un largo etcétera. En el día de hoy hablaremos de Omegle, una red social puede que menos conocida por la gran mayoría, pero que tiene su tirón entre los usuarios.

¿Qué es Omegle?

Lo primero que debemos decir de esta red social, es que para poder utilizarla debes ser responsable y mayor de edad. Al menos debes ser mayor de 13 años, con consentimiento de los tutores, o bien ser ya mayor de 18 años. Una definición breve y precisa de Omegle sería la siguiente:   Se trata de una web en la que podemos chatear de forma anónima, que pone en contacto a extraños, ya sea por chat de texto o bien por chat con imagen, mediante la cámara.

Los inicios de esta red social comienzan en el año 2009, y su creador fue Leif K-Brooks, al que un día se le ocurrió, a sus 18 años, y en su Vermont natal en Estados Unidos cómo chatear con gente de todo el mundo. En su último año de secundaria lo llevó a efecto con el nacimiento de Omegle.

Tuvo una gran acogida, ya que resultaba atrayente la idea de poder hablar con cualquier persona de cualquier parte del mundo, y sobre los temas que más interesaban a los usuarios. Además todo se hacía de forma totalmente anónima, ya que no requería registro para poder utilizarlo.

Red social para chatear

Con sólo conectarte se ponía en contacto a dos personal totalmente desconocidas y de forma aleatoria para poder chataer libremente. Ninguno conoce la identidad del otro, algo que hizo que su popularidad creciera. Pero ¿qué sucede cuando todo es anónimo? Que puede dar cabida a gente indeseable y llegó a convertirse en un nido de gente poco recomendable, sonde afloraban sus sentimientos más oscuro, pero de esto hablaremos luego.

Por este motivo sólo podemos acceder a través de la web, ya que sus aplicaciones para iOS y Android fueron vetadas y eliminadas en Google Play y App Store por conductas poco apropiadas hacia los usiarios más jóvenes.

¿Cómo funciona Omegle?

El funcionamiento de esta red social para poder chatear con desconocidos es sencillo. Advertimos desde aquí que es una red social para adultos, ya que detrás del anonimato que ofrece puede estar cualquier persona cuyo perfil desconocemos. De hecho, se han denunciado acosos y pretensiones de tipo sexual en esta red.

Como hemos dicho, el anonimato de los usuarios es uno de los grandes atractivos y a su vez uno de los peligros de Omegle. Para hacer uso de la plataforma no necesitas registrarte ni facilitar ningún dato, por lo tanto es sencillo que se puedan producir usos poco recomendables o indebidos, ya que no es posible identificar a las personas que están utilizándolo.

Omegle tiene como lema el ser «una excelente manera de conocer nuevos amigos, incluso mientras practicas el distanciamiento social».  Cuando accedemos a ello nos ofrece opciones para utilizar el servicio. Podemos elegir el modo de chat de texto o el de vídeo, e incluso podemos elegir el idioma en el que te quieres comunicar, si lo deseas puedes añadir diferentes intereses escribiéndolos en el campo correspondiente.

Empieza una sesión de chat en la que todo se produce de forma anónima, por ello te recomendamos no facilitar ningún dato de carácter personales a nadie.

Seguridad menores Omegle

La web nos avisa de que, según los términos y condiciones de Omegle, no está permitido el uso de la plataforma por menores de 13 años, y expresa que los menores de 18 años deben tener el consentimiento de sus padres o tutores para poder utilizarla. Muy bonito  en la teoría, pero en la práctica y al no requerir registro es algo imposible de detectar. De hecho la propia web advierte con un texto que «la moderación no es perfecta y es posible que encuentres personas que tengan un mal comportamiento».

No sólo tenemos estas opciones para poder chatear, ya que podemos elegir un modo denominado espía del chat de texto. En este apartado podemos realizar preguntas a dos desconocidos o discutir sobre diferentes temas con otro usuario del que desconocemos cualquier dato. No obstante alberga un chat de sólo texto para estudiantes universitarios, en el que se busca conectar con estudiantes.

En la opción de chatear con vídeo, tenemos la posibilidad de elegir la sección sin moderador, en la que evidentemenre carece de control alguino y antes de acceder, nos aparece un mensaje avisando de que el contenido no está moderado y por lo tanto es posible encontrar temas incómodos, conductas sexuales que puedan molestarnos o similares. Deberías tener al menos 18 años para acceder, pero nadie sabe quién está detrás de la pantalla y si dice la verdad, ya que carece de control alguno.

Como era de suponer, ante un alojamiento web de este tipo podemos encontrar una sección de chat de vídeo para adultos, aquí podemos econtrar contenido de tipo sexual, y no apto para menores. De hecho se advierte de esta circunstancia nada más acceder a la sala. Debes tener al menos 18 años para entrar, pero al no haber controles puedes entrar sin restricciones, mucho cuidado.

Seguridad de Omegle

Ante la falta de registro y moderación en esta web de chateo, se ha descubierto, y demostrado, que Omegle mantiene una seguridad muy baja. Por lo tanto es muy fácil acceder a las conversaciones y no supone ninguna dificultad para que hackers o piratas informáticos puedan robar la información que quieran. Por eso mismo recomendamos mucho cuidado si se quiere hacer uso de esta plataforma.

Según diferente análisis y expertos en seguridad en Internet advierten que este tipo de servicios suponen un gran peligro para niños y adolescentes y según se ha estudiado, el acceso a las conversaciones privadas es de una arquitectura bastante obsoleta, que con un mínimo de conocimientos se puede saltar para acceder a la información que puedan dar los usuarios de esta red social en sus conversaciones.

No des tus datos personales

Sólo nos queda decir que seas precavido si vas a utilizar esta red social o sistema de chateo. Son muchos los desaprensivos que pueden ocultarse tras perfiles falsos, y que pueden embaucar a los más jóvenes.  No escribas o muestres información que pueda identificarte de algún modo.

Del mismo modo que no aireas tu información en la calle, no lo hagas aquí y recuerda tomar las precauciones mínimas para proteger tu identidad en Omegle. Algo que no debes hacer nunca es compartir tu nombre, ubicación o información personal con un extraño, no mimporta si has tenido una agradable conversación con esta persona. Es evidente que no hay forma de saber quién es la persona que chatea contigo realmente, por lo tanto se cauto y guarda tu anonimato.

 

 


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

bool(true)