¡Cuidado! Natural Camera es una estafa y está en el ‘top’ de Play Store

Natural Camera es una aplicación para Android, disponible en la Google Play Store, que ‘convierte tu teléfono en una cámara profesional’. Eso es lo que nos promete, y con esa premisa ha conseguido colarse en el top descargas de la tienda de aplicaciones con el puesto 12 en el momento de redacción de esta noticia. Pero, en realidad, se trata de una estafa que suscribe a sus usuarios a SMS premium.

Muchos usuarios hacen lo mismo. Tienen ganas de probar nuevas aplicaciones, entran en la Google Play Store y van directos a la sección de Más Populares. Si el resto de usuarios están descarándola ‘en masa’, será que una aplicación merece la pena ¿no? Así debería ser, y suele cumplirse. Sin embargo, en este top descargas de la Play Store se ha colado Natural Camera. Y llama la atención, desde el primer momento, que ocupa el puesto número 12 en el listado, pero con una valoración de 2,6 sobre 5 puntos con más de 1.000 opiniones por parte de usuarios que la han descargado en sus móviles.

No descargues Natural Camera en tu móvil, es una estafa y te puede salir cara

En la ficha específica de la aplicación podemos ver que Natural Camera, según sus desarrolladores, debería ‘convertir tu teléfono en una cámara profesional’. En la descripción nos prometen esto asegurando que entre sus características principales está el ‘retrato de belleza’, pero también los ‘filtros en tiempo real’ o el vídeo en resolución 4K. Pero siempre es importante revisar las opiniones y valoraciones de quienes ya han descargado e instalado la app en sus móviles, y si lo hacemos con Natural Camera descubriremos qué es lo que hay detrás de esta app.

Al instalar la app, no aparece en el cajón de apps. Se oculta automáticamente, de tal modo que sea complicado desinstalarla. Pero ¿por qué? Porque está pensada para consumir recursos. Los usuarios comentan que deja sin WiFi al dispositivo, y que no se puede abrir o, en los casos en que se abre, al seleccionar una foto se acaba cerrando por sí sola pasados unos segundos. Y a efectos prácticos, para lo único que sirve es para suscribir a los usuarios que lo descargan, sin que ellos quieran, a un servicio de SMS premium que, sin utilidad alguna, supone un incremento en la factura mensual.

En el registro de la Google Play Store se puede ver que lleva más de 100.000 descargas acumuladas desde su lanzamiento. Su desarollador es Wetrich Bond, y la única app que tiene publicada en la tienda es esta.

Todos los permisos que pide Natural Camera

Antes de instalar una aplicación, en la propia Google Play Store, podemos ver qué permisos solicita la app de nuestro dispositivo. Y en el desglose completo de Natural Camera encontramos que la app pide localización precisa con acceso al GPS y redes móviles, leer contenidos del almacenamiento USB y modificar o eliminar estos contenidos. Y también pide tomar fotos y vídeos, capturar audio y ver nuestras conexiones WiFi.

En el apartado de Otro, hay permisos adicionales como ver las conexiones, emparejar dispositivos Bluetooth, ver la configuración Bluetooth, cambiar la configuración de la conectividad, conectar y desconectar de redes WiFi, abrir al arranque del dispositivo, impedir que el dispositivo entre en ‘modo descanso’ y disponer de control completo de la conectividad. Prácticamente todos ellos –los permisos- innecesarios para una aplicación de fotografía.