Qué modelos de móviles Samsung están al límite en emisión de radiaciones. ¿Debo preocuparme?

Samsung Radiación

Cada día nos preocupa más nuestra salud, y es normal que quieras saber qué modelos de móviles Samsung están al límite en emisión de radiaciones. Y lo más importante, ¿debes preocuparte?

Cualquier smartphone, debido a su composición y materiales, emite radiación. Es una realidad. Pero también una normativa que regula estos niveles. ¿Y qué ha pasado con el fabricante coreano? ¿Hay que preocuparse? Primero, veamos si tienes uno de los móviles Samsung que están al límite en la emisión de radiaciones.

Estos móviles Samsung están al límite en emisión de radiaciones

Informe

Cada día nos preocupa más nuestra salud, y es normal que quieras saber qué modelos de móviles Samsung están al límite en emisión de radiaciones. Pero, ¿realmente debes preocuparte? Para empezar, decir que la fuente es Stocklytics, donde han publicado un informe que apunta a que los niveles de radiación de los Galaxy S22 y la serie A se acercan a umbrales peligrosos.

Sí, hablamos de modelos bastante actuales. Según la normativa de la BFS, La tasa de absorción específica de un teléfono móvil debe permanecer por debajo de los 2 vatios por kilogramo . Y parece que , algunos de los modelos de la serie A y S22 de Samsung se están acercando peligrosamente a este límite. La serie Galaxy S22, por ejemplo, tiene una SAR para el oído de 1,21 W/kg y una SAR para el cuerpo de 1,59 W/kg. Aunque igual no es tan peligroso como imaginas.

Modelos de Samsung con alto nivel de radiación

  • Galaxy S22: 1,59 W/kg.
  • Galaxy S22 Ultra: 1,59 W/kg.
  • Galaxy Z Flip 3: 1,58 W/kg.
  • Galaxy A31: 1,68 W/kg.
  • Galaxy A53 5G: 1,6 W/kg.
  • Galaxy A51: 1,59 W/kg.
  • Galaxy A22: 1,59 W/kg.
  • Galaxy M20 (2019): 1,59 W/kg.
  • Galaxy A33 5G: 1,59 W/kg.

Los niveles óptimos de funcionamiento están por debajo de 1,6 vatios por kilogramo (W/kg), y el estudio ha detectado varios modelos que rondan e incluso superan esta cifra. Vale, son teléfonos sorprendentemente huevos. Por no hablar de un Samsung Galaxy Z Fold o modelos tan vendidos como los Samsung Galaxy A31 y A53. Pero no hay que preocuparse en absoluto.

¿Me debo preocupar por la radiación de mi móvil?

El anterior plegable de Samsung, el Galaxy Z Flip 5.

El anterior plegable de Samsung, el Galaxy Z Flip 5.

Como te he ido diciendo, es cierto que hay varios móviles de Samsung que tienen unos niveles de radiación que rozan los límites recomendados. Pero, lo más importante, en ningún caso se alcanzan los 2W por kilogramo. 

Cualquier smartphone, debido a su composición y materiales, emite radiación. Sin embargo, existen normativas que regulan estos niveles para proteger la salud pública. ¿Qué ha pasado con el fabricante coreano Samsung? ¿Hay motivos para alarmarse?

Como has visto antes, hay una serie de móviles Samsung que han pasado el límite recomendado. Estos niveles están cerca del límite establecido, pero es muy importante entender que el límite recomendado por la BFS y la ICNIRP es de 2 W/kg. Por lo tanto, aunque algunos de estos modelos se acercan a este límite, no lo superan y están dentro de los márgenes de seguridad establecidos.

Antes de continuar con la explicación, queremos invitaros a pasaros por este artículos de Apple. El gran rival de Samsung tuvo unos problemas por que el iPhone 13 sobrepasaba los límites de radiación de 1,60 establecidos en Francia. En europa es de 2, pero en Francia son un poco más extrictos.

En la propia nota especifican que “El coeficiente de absorción específica (SAR, según sus siglas en inglés) hace referencia a la tasa de absorción de radiofrecuencias del cuerpo. El valor máximo de SAR es de 1,6 vatios por kilogramo (W/Kg) en los países en los que se ha establecido un límite promediado para más de 1 gramo de tejido, y de 2 vatios por kilogramo (W/Kg) en aquellos en los que el límite se ha promediado para más de 10 gramos de tejido. Durante las pruebas, las radios del iPhone se han ajustado para transmitir con el nivel máximo de potencia y el SAR se ha evaluado en tiempo real, en los intervalos de tiempo establecidos por las normativas aplicables. El iPhone se ha colocado en posiciones que simulan usos junto a la cabeza, sin separación, y cerca del torso, con una separación de 5 mm.“

Esto significa que Apple – y ya te adelantamos que Samsung y otros fabricantes hacen lo mismo – varían el SAR en función de la normativa en cada país. ¿Cómo lo solucionan? Mediante una sencilla OTA. Sí, disminuyen un poco la potencia dela señal y reducen la radiación. Lo mismo que hace Samsung con sus móviles, por lo que la información es alarmista. No te has de preocupar en absoluto.

Pero mejor te explicamos qué es el SAR y cómo funciona. El SAR mide la cantidad de radiación de radiofrecuencia absorbida por el cuerpo humano cuando se usa un teléfono móvil. Las agencias reguladoras como la BFS y la ICNIRP han establecido límites estrictos para asegurar que los dispositivos móviles no representen un riesgo para la salud. Y cualquier teléfono de una marca que venda en Europa cumple estos datos.

La BFS afirma que un SAR de hasta 2 W/kg no tiene efectos adversos comprobados para la salud. Además, estos límites incluyen márgenes de seguridad significativos para proteger a los usuarios. Así que no te has de preocupar en absoluto por tu teléfono.

Según la ICNIRP, los estudios científicos no han demostrado efectos nocivos para la salud relacionados con los niveles de SAR dentro de estos límites. Puedes encontrar más información en la página oficial de la BFS, por lo que verás que es información veraz.

En resumen, no hay necesidad de alarmarse por los niveles de radiación de tu móvil Samsung. Los modelos mencionados, aunque están cerca del límite de 2 W/kg, siguen estando dentro de los márgenes de seguridad establecidos por las autoridades internacionales.

Y teniendo en cuenta que la normativa actual está diseñada para proteger la salud pública y garantizar que el uso de teléfonos móviles sea seguro, aunque sobrepasase los 2 W por kilogramo tampoco perjudicaría, pero no se pondrían a la venta por no cumplir la normativa.

Además, es importante recordar que la exposición a radiaciones de radiofrecuencia se reduce significativamente cuando se utilizan auriculares o se mantienen los dispositivos a una distancia del cuerpo. Así que si usas unos cascos Bluetooth, más protección si cabe.