Así se ven las principales apps Android en el Galaxy Fold

Así se ven las principales apps Android en el Galaxy Fold

Carlos González

El sector de la telefonía inteligente está viviendo una revolución, probablemente una de las más importantes en toda su historia: el diseño. Reduciéndolo a lo más básico podemos hablar de algo tan sencillo como ‘móviles plegables’, pero el concepto va mucho más allá porque esto implica un cambio en el diseño, en los componentes de hardware y, por supuesto, también en el software. Así que, con el Samsung Galaxy Fold en mano, nos hemos puesto a analizar cómo se ven en él las principales apps: la revolución en términos de software.

No es un móvil baratos, evidentemente. El Samsung Galaxy Fold es una pieza de innovación para el sector, el primer móvil plegable, y trae importantes novedades de hardware y software, además de elementos exclusivos en el sector. Sin embargo, tenemos facilidades para hacernos con uno de ellos porque podemos comprarlo con Vodafone por 52,50 euros al mes. Una opción más atractiva que sus algo más de 2.000 euros, y además con datos ilimitados.

Más contenido en pantalla al navegar por Internet, una vista más cómoda gracias al ancho del panel.

Los teléfonos inteligentes plegables, o ‘móviles plegables’  pueden tener muchos sistemas de bisagra, pero la base del concepto es el mismo. En el caso del Samsung Galaxy Fold lo que tenemos son dos pantallas, una principal en la parte delantera que tiene nada menos que 7,3 pulgadas de diagonal y una resolución de 2152 x 1536 píxeles; y una segunda en la parte trasera o exterior, con 4,6 pulgadas y 1680 x 720 píxeles. Así que tenemos un panel en formato panorámico y otra más ‘cuadrada’, dos formas bien distintas de ver, disfrutar y aprovechar las aplicaciones.

Un software adaptado al nuevo factor de forma

En la pantalla exterior, más pequeña, vemos las apps como siempre. En formato panorámico, en este caso en vertical, aunque en un tamaño algo reducido por sus tan solo 4,6 pulgadas. Este panel recuerda al de los teléfonos inteligentes de hacer solo unos años, cuando a los de mayor diagonal los llamábamos ‘tabletófonos’‘phablets’. En realidad, es un panel útil para uso rápido. Para lectura de contenidos, por ejemplo, por su orientación vertical y para consultas que no requieran de mucha resolución.

Lo único que tiene de particular esta pantalla es que los bordes son bastante redondeados, algo que en absoluto afecta de manera negativa a la experiencia y tan solo le da ‘personalidad’ al diseño del teléfono inteligente. Para ver las notificaciones es panel más que suficiente, y tiene las aplicaciones aquí no tienen nada de especial o de extraño. Es decir, que la visualización es la idéntica a la que estamos acostumbrados, como podemos ver en la imagen, salvando pequeñas distancias por el tamaño del panel.

Google Maps en formato extendido

Si abrimos Google Maps ya podemos ver las ventajas que nos da un teléfono inteligente con las particularidades del Samsung Galaxy Fold. El contenido en pantalla es mucho más y, sobre todo, más ancho. Es curioso, porque para la misma ubicación podemos apreciar que en pantalla aparecen muchas más calles de forma simultánea. En una aplicación como Google Maps esto es positivo, porque nos puede ayudar a simplificar la orientación en un lugar. No tenemos que hacer ‘scroll’ y desplazamientos para ver qué hay a nuestro alrededor, o utilizar el zoom para que todas esas calles que de normal no vemos, aparezcan en nuestra pantalla.

No obstante, la visualización en sí es exactamente la misma. Es decir, que no tenemos botones u opciones adicionales. Exactamente lo mismo, pero en una pantalla de tamaño más generoso para que, como comentábamos anteriormente, podamos ver más en nuestro dispositivo. Y la cosa cambia cuando, como veremos en la siguiente fotografía que hemos hecho al Samsung Galaxy Fold, se aprovechan las funciones exclusivas que se han añadido a su software.

Varias apps en pantalla, mayor productividad

En este caso la aplicación en ejecución es YouTube, pero podría ser –casi- cualquier app la que estuviera abierta en ‘primer plano’. Y al mismo tiempo, aprovechando otra sección de la pantalla, tenemos el calendario. En esta vista, que evidentemente es exclusiva del Samsung Galaxy Fold por sus particularidades a nivel de hardware y de software, es quizá en la que más podemos exprimir sus posibilidades.

Disponemos de YouTube en formato convencional, con una sección panorámica del panel, y el calendario en un apartado parecido. En la práctica es como si tuviéramos dos móviles en uno. A un lado –sería un móvil- tenemos una app abierta a formato completo, y al otro lado –que sería otro móvil- exactamente lo mismo. Evidentemente, esto implica ventajas en la productividad que hacen realmente llamativo al dispositivo.

Más y mejor multimedia

Pero ¿qué pasa si únicamente usamos YouTube? Si hacemos esto, o abrimos una app como Netflix, y nos olvidamos del calendario, tenemos otra ventaja: más pantalla. En los dispositivos móviles actuales tenemos bandas negras arriba y abajo casi siempre, por la diferencia entre el ratio del dispositivo y el del contenido a reproducir. El Samsung Galaxy Fold no se escapa de esto, pero sí que nos ofrece una experiencia de visualización mejorada por su gran pantalla.

Y hay que saber ver algo de positivo en estas bandas negras, y es que podemos sujetar el dispositivo con las manos, de forma cómoda, sin que se tape ningún contenido multimedia que estemos visualizando en pantalla. El dispositivo destaca en el apartado de multimedia por cómo están adaptadas las aplicaciones a su gran panel, pero sin duda su gran ‘fuerte’ es el que comentábamos antes, que es el apartado de la productividad.

Aquí, de nuevo, podemos ver que los contenidos de YouTube se ven a ‘gran formato’. Y en este sentido, aunque no tiene nada que ver con el software, hay que destacar que la experiencia de visualización es excelente gracias a las características técnicas de la pantalla del Samsung Galaxy Fold, en términos de hardware.

Más contenido que ver de forma más rápida

Este último ejemplo es un mensaje de correo electrónico de Gmail. Como podemos ver fácilmente en la comparativa, en un terminal de formato típico, en orientación horizontal, el contenido que se puede ver es realmente poco. En el Samsung Galaxy Fold,. sin embargo, es prácticamente el doble lo que podemos ver en un ‘pantallazo’ idéntico. Así que, evidentemente, también para la lectura aporta algunas ventajas el hecho de disponer de un teléfono inteligente con pantalla plegable.

Y como vemos en esta experiencia, no hay que temer lo más mínimo por las aplicaciones. Todas las apps están adaptadas. En algunas vamos a notar ‘mejoras’ frente a su visualización en un teléfono inteligente típico, y en otras veremos que es más o menos lo mismo. Ahora bien, la gran ventaja de un terminal plegable como el Galaxy Fold está en que podemos disfrutar de una multitarea más avanzada con varias aplicaciones abiertas al mismo tiempo.

Y hablando de Gmail, aunque es aplicable a cualquier otra aplicación, aquí la visualización del teclado en este dispositivo móvil. Es grande, sí, pero está adaptado para que podamos escribir de forma más cómoda sujetándolo con dos manos. Las teclas están desplazadas a izquierda y derecha, según corresponde, para que las tengamos más accesibles y, efectivamente, nos cueste menos esfuerzo escribir nuestros mensajes de correo electrónico, así como cualquier otro contenido.