Empire: Four Kingdoms, un Age of Empires limitado en Android

Empire: Four Kingdoms, un Age of Empires limitado en Android

9.2

Christian Ruíz

Los juegos de estrategia siempre han estado ligados a Android de manera estrecha. Su formato les ha permitido adaptarse muy bien en las pequeñas pantallas de los móviles, permitiendo así ver en la actualidad inmensidad de títulos en Google Play relacionados con el género, entre ellos el mítico Empire: Four Kingdoms.

Y si hablamos de la época medieval, siempre hay un referente que sale a la palestra. Ese referente es Age of Empires, un título que no tuvo los resultados esperados en Android. Debido a esto, los usuarios han tenido que buscar otras alternativas para revivir esa experiencia. Empire: Four Kingdoms lo consigue, aunque con matices que vamos a explicar.

Cómo funciona Empire: Four Kingdoms

Es todo un éxito, pero, ¿dónde residen las claves? Si profundizamos en el contenido puro del juego, hemos de decir que esta obra no difiere en exceso de los típicos títulos de estrategia social que existen a patadas en dispositivos móviles. Ya sabéis de qué va la película: construir edificios, reclutar soldados, atacar enemigos… Todo realizado en base a esperar tiempo para que las obras se den por finiquitadas. Lo que ocurre es que todo está realizado con cierto mimo y con una interfaz bastante adecuada a la temática medieval con la que ver cómo crece nuestro reino poco a poco.

Empire: Four Kingdoms tutorial

El objetivo de este juego es conseguir tener el castillo más poderoso de todos los jugadores que están activos en Empire: Four Kingdoms. Y, esto lo marcará el ‘Orden Público’, un baremo que el juego marca para determinar el bienestar del reino, que se traduce en una mayor productividad a la hora de reclutar soldados y producir recursos. Cada casa disminuye ese orden público, por lo que tendremos que construir artículos o edificios que restauren ese orden, siendo la decoración el elemento más efectivo.

Empire: Four Kingdoms mapa

Los jugadores de Empire: Four Kingdoms tendrán a su disposición muchos edificios diferentes que necesitarán construir dentro de sus fronteras para hacer florecer su imperio. Incluso podrán aumentar las fronteras de sus dominios para dar cabida a los edificios más grandes e importantes, que nos permitirán tanto recolectar recursos como reclutar soldados. Construye todo tipo de manufacturas para conseguir la madera o el hierro que tu aldea necesita para crecer. Cuántos más aldeanos emplees en la fabricación de mejoras, más lejos podrás llegar en la guerra.

Combates online al estilo Clash of Clans

Lo bueno de Empire: Four Kingdoms es que, a pesar de su jugabilidad basada en pulsar acciones, siempre hay cosas para ocupar nuestro tiempo. Es cierto que en la producción de materiales y en las obras para construir edificios hay que esperar, pero tenemos otras tareas que el juego nos propone en el apartado de misiones. Alianzas con otros reinos, compraventa de artículos, cobro de impuestos a la aldea… y batallas contra otros jugadores.

Empire: Four Kingdoms reinos

Llega la hora de atacar reinos y de probar lo preparado que está tu ejército. La cantidad de jugadores no es un problema en este juego, ya que hay disponibles distintos niveles para elegir en función del potencial de nuestras tropas. Los ataques son idénticos a los de Clash of Clans, donde no hay una batalla en vivo con el otro jugador, sino que simplemente se atacan las defensas del reino enemigo para saquear materiales, rubíes y recursos en general.

Un juego (casi) al nivel de Age of Empires

Las comparaciones son odiosas, y en esta ocasión, no iba a ser menos. Sí, tienes investigaciones, puedes ordenar las edificaciones como quieras, puedes combatir, pero se aleja mucho de la experiencia de ‘Age of Empires’. Es cierto que se basa en la evolución de edificios, en avanzar a lo largo de las diferentes épocas de la historia, pero no es lo mismo, ni de lejos.

Empire: Four Kingdoms misiones

Otro aspecto en el que sale perdiendo viene motivado por su estructura, no por la jugabilidad en sí. Y es que como la mayoría de juegos para móviles, el modelo free to play es el preferencial, con todo lo que ello supone. Tienes cofres, aceleradores de tiempo, posibilidad de comprar monedas para progresar más rápido… Puedes conseguirlo todo con el paso del tiempo y con mucha paciencia, pero si al principio todo se construye y mejora en cuestión de segundos, a la larga se hace eterno.

La banda sonora sí está al nivel de los grandes exponentes del género. El juego está protagonizado por una música medieval muy acertada, con una melodía que combina piezas más relajantes con otras más sonoras, añadiéndole mucha epicidad. Los sonidos de la aldea también están muy conseguidos y siempre son muy agradables de escuchar.

Empire: Four Kingdoms logo
Empire: Four Kingdoms
Código PEGI PEGI 3
Género Estrategia
Tamaño Varía según dispositivo
Versión Android mínima 4.0
Compras In-app
Desarrollador Goodgame Studios

Lo mejor

  • Banda sonora acertada
  • Un apartado de misiones para no aburrirse nunca
  • Las alianzas son muy efectivas para progresar

Lo peor

  • La construcción y las batallas están lejos de Age of Empires
  • El sistema de micropagos penaliza mucho el progreso
Jugabilidad
9.2
Gráficos
9
Sonido
9.5
Multijugador online
9.4
Controles
9.1
Consumo de batería
8.8

Puntuación global

9.2
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0