¿Por qué el 5G de los Samsung Galaxy S20 es tan especial?

¿Por qué el 5G de los Samsung Galaxy S20 es tan especial?

David G. Bolaños

Estamos en el año del 5G, las operadoras tienen preparado el despliegue definitivo y hasta la TDT se tendrá que mover para hacer sitio. Los fabricantes lanzan ya sus primeras espadas con esta tecnología, pero la realidad es que no todos los móviles 5G son iguales, y algunos como los de la serie Samsung Galaxy S20 5G son el ejemplo perfecto de los que destacan sobre los demás.

Y por qué decimos esta rotunda afirmación, porque hay que empezar a aprenderse nuevas siglas con la llegada del 5G y estas son NSA y SA. Acrónimos de Non Stand Alone y Stand Alone, realmente representan dos tipos de redes 5G bastante diferentes.

¿Cómo que hay varios tipos de 5G?

La realidad es que el 5G que se ha desplegado en 2019, al menos en España, son redes 5G NSA (Non Stand Alone). Estas son un despliegue de tecnología 5G sobre redes 4G, y por tanto, no puede ofrecer el 100% de las cualidades de esta tecnología, sobre todo en términos de velocidad y cobertura.

El 5G SA (Stand Alone), es decir, sobre redes realmente de quinta generación que ahora mismo se están desarrollando y llegarán a lo largo de 2020. La fecha dependerá de la diligencia con la que se haga la subasta del segundo dividendo digital y veamos cómo queda el reparto del espectro radioeléctrico el año que viene, en el que además se dará acceso a la banda de los 700 MHz.

Esta diferencia es muy importante porque, hasta ahora, la mayoría de teléfonos 5G que había en el mercado sólo eran compatibles con redes NSA… pero no son las únicas siglas importantes, también tenemos frecuencias FDD (Full Duplex), que son capaces de emitir y recibir datos al mismo tiempo, además de las TDD (Half-Dúplex), que pueden hacer una cosa o la otra, pero no las dos a la vez y que, de momento, son las disponibles en el 5G NSA.

Samsung Galaxy S20 5G

Todos los móviles 5G no son iguales ni podrán hacer lo mismo  

Es por ello que ahora mismo hay que estar mejor informado que nunca si queremos hacernos con un móvil que realmente venga preparado para la tecnología 5G, no sólo ahora, sino en los próximos años. Cómo decíamos al comienzo, la serie Samsung Galaxy S20 5G está compuesta por tres modelos, de los pocos de los que se puede afirmar que pueden aprovechar el 5G tanto ahora como en el futuro.

En primer lugar, es compatible tanto con NSA como con SA, incluyendo FDD y TDD. Es decir, podrá exprimir las redes 5G actuales y las futuras que vienen aún con más posibilidades. ¿Y cuáles son estas? Por ejemplo, alcanzar velocidades de descarga de 10 Gbps – cifra que ni las mejores conexiones de fibra óptica actualmente en España ofrecen – con posibilidad de evolucionar y llegar a los 100 Gbps. Esto supone multiplicar por 10 el máximo que se ha logrado sobre redes 4G+, o en términos más mundanos: si cada uno de los 73 capítulos de todas las temporadas de Juego de Tronos pesa 500 MB, tendríamos descargada la serie al completo en 36,5 segundos.

Notaremos también en nuestro móvil que perdemos mucho menos la cobertura, y esto es porque incluso cuando estemos en entornos masificados de gente, la mayor capilaridad de las redes 5G hará posible que soporten más conexiones en la misma celda de telecomunicaciones. Aproximadamente, se podrá alcanzar una densidad de 100 dispositivos por metro cuadrado.

Y hablando de cobertura, también nos podemos despedir de las zonas “muertas” en la casa. Gracias al uso de las bandas más bajas del espectro radioeléctrico como las de 80, 90 y hasta 700 MHz, se mejorará la señal en interiores. Es un fenómeno que podemos experimentar ahora mismo con la radio de nuestro coche al entrar en un túnel, donde las frecuencias de FM (entre 88 y 108 MHz) se pierden, pero las de onda corta o AM (entre 500 y 1600 KHz) se pueden escuchar.

Samsung Galaxy S20 5G coche

¿Qué tienen móviles como los Galaxy S20 para aprovechar la tecnología 5G mejor que ninguno?

Para empezar, estrenan una nueva tecnología Hyperfast en el módem 5G integrado que, como ya hemos dicho, tiene compatibilidad total con todas las bandas, frecuencias y tecnologías de las nuevas redes de telecomunicaciones. En las pruebas a las que se ha sometido a los nuevos buques insignia de Samsung, son capaces de alcanzar velocidades de descarga de hasta 20 Gbps – sí, no es una errata, son capaces de descargar por encima de la velocidad inicial a la que se anuncia el 5G – y reducir la latencia a 1ms. En comparación, las redes 4G trabajan en torno a los 0,8 y 1,5 segundos.

Y es que, se nota que no son los primeros 5G de Samsung, que ya la anterior generación ofrecía terminales con esta capacidad de conexión como el Galaxy S10 5G y el Note10+ 5G. La experiencia ha hecho posible crear unos terminales que vienen preparados como ningún otro hasta ahora para dominar el uso del 5G en su puesta de largo durante 2020.

Cosas que probará alguien con un Galaxy S20 5G antes que nadie

Y es que van a ser de los pocos que puedan acceder a servicios de última generación. Ya hemos dicho que la velocidad de descarga se va a multiplicar exponencialmente, pero también la de subida, y buena prueba de ello es que Samsung y YouTube han llegado a un acuerdo para que los usuarios de Galaxy S20 5G Series sean de los pocos que puedan subir contenido 8K a la plataforma de vídeos.

Otro elemento que los que tengan uno de los últimos móviles de Samsung van a ser los primeros en probar será la casi desaparición del lag o del buffering. Ese retardo en la emisión de contenidos en directo, que tanto triunfan en las redes sociales, esos minutos interminables para ver un vídeo, o las caídas de resolución en Netflix que pixelan la pantalla, desaparecerán con el 5G.

Samsung Galaxy S20 5G

En este sentido, y gracias también a una colaboración con Google Duo, desde los Galaxy S20 5G se podrá disfrutar de video-llamadas en FullHD de verdad desde móviles, algo impensable en las redes 4G actuales.

Pero si hablamos de lag… donde de verdad se va a notar es en los videojuegos. Sí, quien tenga uno de los últimos móviles de Samsung va a tener más posibilidades de ganar una partida. Y esto es porque la respuesta a sus acciones será casi inmediata. Eso en juegos como Fortnite, en los que un microsegundo decide entre la vida o la muerte del personaje, es algo esencial y que, además, pondrá a los jugadores de móvil al mismo nivel de condiciones frente a los que lo hacen desde su casa en un pc o consola.

La tecnología 5G permitirá aún muchas cosas más, como una mayor interconexión de dispositivos, controlar un dron a distancias fuera de nuestro campo de visión o estar conectados en tiempo real a los sensores de nuestro coche. Aún nos queda mucho por ver y sorprendernos con esta nueva tecnología que se estrena en 2020 y que sólo si tienes un móvil como los de Samsung, podrás probar el primero.