Un smartphone diferente y con pantalla plegable, Samsung Galaxy Z Flip

Un smartphone diferente y con pantalla plegable, Samsung Galaxy Z Flip

Iván Martín

La innovación no está reñida con la potencia, y esto es algo que queda claro con el smartphone Samsung Galaxy Z Flip, un dispositivo que busca conjugar el ser diferencial con el ofrecer una usabilidad que está lejos de lo que es posible conseguir con los smartphones tradicionales. Sin duda, este es un dispositivo que está pensado para que los usuarios disfruten en su día a día y que deseen llevar en sus manos un equipo diferente.

Llegar un paso más allá es algo que se consigue con este dispositivo que, entre otras cosas, ofrece un diseño llamativo en el que destaca ante cualquier otra cosa una pantalla que se puede doblar por completo -y que permite que el terminal, una vez que se cierra, recuerde a los teléfonos de concha que dominaron el mercado hace años-. Esto, además, posibilita que utilizar y llevar guardado el Samsung Galaxy Z Flip sea cómodo y sencillo. Y esto es así debido, entre otras cosas, a que las dimensiones que tiene este equipo plegado son las siguientes: 87,4 x 73,6 x 17,3 milímetros. Es decir, que cabe sin problemas en el bolsillo del pantalón.

Pero, además, cuando está abierto el smartphone del que hablamos se puede manejar perfectamente con sólo una mano (en este caso su tamaño es de 167,3 x 73,6 x 7,2 mm y el peso se queda en 168 gramos). En definitiva, que este es un smartphone que siempre es cómodo. Y, esto, se consigue debido a una innovación fuera de toda duda y que es el pistoletazo de salida a una nueva época y generación de terminales de la compañía coreana que tiene por objetivo ofrecer la máxima usabilidad al usuario para que siempre tenga una respuesta válida en el día a día tanto en el ámbito personal como en el profesional.

Aspecto Samsung Galaxy Z Flip de color púrpura

Samsung Galaxy Z Flip, un hardware para competir con cualquiera

Este es un dispositivo al que no le falta una potencia que le permite realizar todo tipo de acciones, desde el editar contenidos multimedia hasta la ejecución de juegos muy exigentes. Por lo tanto, no tiene nada que envidiar a los modelos tradicionales y, mucho menos al resto de smartphones plegables que hay en el mercado. Lo más importante que ofrece el Samsung Galaxy Z Flip es lo siguiente:

  • Procesador Qualcomm Snapdragon 855+ con tecnología de fabricación de siete nanómetros
  • GPU Adreno 640
  • 8 GB de memoria RAM
  • Almacenamiento de 256 GB tipo UFS 3.0
  • Lector de huellas integrado en el lateral
  • Batería Dual de 3.300 mAh compatible con carga rápida e inalámbrica (Wireless PowerShare)

Con todo esto, está claro que se consigue una excelente experiencia de uso, tanto que se coloca entre los mejores del mercado que incluye Android 10 de forma nativa. Además, esto permite que el denominado Modo Flex que es parte de este smartphone, se ejecute con una fluidez excelente y que sea, por lo tanto, una gran respuesta en la usabilidad. Con él, se divide la pantalla en dos espacios de cuatro pulgadas y en cada uno de ellos se ejecuta en tiempo real una aplicación diferente. Así, por ejemplo, se puede ver un vídeo de YouTube en una de ellas y, en el otro, estar escribiendo un texto o correo electrónico. Esto, por cierto, es ideal para ejecutar videollamadas con una gran eficacia.

Smartphone Samsung Galaxy Z Flip cerrado

Una pantalla que es vital en este smartphone

El panel integrado, denominado Infinity Flex Display (que da uso a Samsung Ultra Thin Glass), se dobla por la mitad sin riesgo alguno y con una gran comodidad y sencillez, lo que se consigue debido a su avanzada bisagra integrada -que utiliza el mecanismo de doble CAM- y que tiene una larga durabilidad. Las dimensiones de esta pantalla son las siguientes: 6,7 pulgas y la resolución de 2636 x 1080 píxeles, por lo que ver contenidos multimedia se consigue con una gran calidad y definición ya que, además, es compatible con HDR10+.

Cabe destacar que existe una segunda pantalla Super AMOLED de 1,1 pulgadas que se da uso cuando el Samsung Galaxy Z Flip está plegado. Eso posibilita que de forma rápida y sin tener que abrir el terminal se pueden desde gestionar notificaciones hasta ver opciones de uso propias del dispositivo como por ejemplo la información del tiempo. Es importante comentar que esto, incluso, permite ahorrar batería ya que no se enciende el panel de mayores dimensiones.