Llega Clubhouse a Android, ¿es segura o una copia barata?

Llega Clubhouse a Android, ¿es segura o una copia barata?

Christian Ruíz

Los usuarios de Android no nos podemos quejar de todas las aplicaciones de las que disponemos para este sistema operativo. No obstante, aún hay varias excepciones que faltan por llegar a Google Play. En esta situación, podemos tomar una decisión: esperar a que llegue de manera oficial, o tomar la guerra por nuestra cuenta. Esto último es lo que ha pasado en Clubhouse para Android.

No hay que lanzar las campanas al vuelo, ya que hay muchos ‘peros’ en esta tremenda noticia. No obstante, marca el camino a seguir para desarrollar la aplicación en el sistema operativo de Google, y sirve como parche mientras se completa la llegada oficial de Clubhouse.

Qué es Clubhouse

Quien conozca la app de Stereo, debe serle muy familiar el funcionamiento de esta app en iOS. Es una red social atípica en la que no se comparten imágenes -ni fotos ni vídeos-; solo audios emergentes.

No se pueden dejar mensajes escritos ni grabar, lo que permite no estar pendiente de la pantalla del móvil y que las conversaciones sean más distendidas. Tampoco se pueden poner ‘emojis’ ni ‘likes’, es una especie de ‘podcasting’ interactivo que también podría definirse como una especie de mesa redonda virtual gigante en el ciberespacio.

Permite escuchar, a través de salas o foros, conversaciones de gente que quieren que otros oigan lo que dicen. Cuando se entra en una sala, se puede pedir turno para hablar y el moderador decide si concede la palabra o no. La clave está en que, al acceder a la aplicación, se definen los gustos e intereses, y un menú permite ver las salas que los algoritmos seleccionan para el usuario en función de sus elecciones. En las salas se detalla toda la información de la temática, el asunto que se está tratando. etc.

Esta aplicación de Clubhouse, ¿es oficial?

La exclusividad momentánea de iOS y el acceso a la plataforma a través de invitaciones, hacen que sea una plataforma para un selecto club de oyentes. Todo esto permanece con esta adaptación a Android, que ni mucho menos es un desarrollo oficial. Su APK se encuentra en el repositorio de GitHub.

Todo está llevado a cabo por un programador ruso llamado Grigori Klúshnikov, que ha creado esta versión nombrada como Houseclub. Su actitud muestra lo que hemos indicado al principio de esta noticia, lo de tomarnos la guerra por nuestra cuenta. Este programador muestra su hartazgo diciendo lo siguiente: «Me cansé de esperar a Clubhouse para Android y escribí el mío en un día».

houseclub

No obstante, aquí viene otro de los ‘peros’. Y es que el desarrollador explica que solo logró implementar una parte de las funciones básicas, incluida la visualización de la lista de salas de audio, la escucha de las conversaciones de los usuarios, la comunicación con los visitantes de la sala y la actualización la lista de asistentes en tiempo real, entre otras. Por lo tanto, no podrás crear salas ni moderarlas, o recibir notificaciones.

Simplemente se trata de una especie de port para Android. De esta manera, debemos seguir contando con una invitación o una cuenta a Clubhouse desde iOS para poder acceder a esta app, ya que de lo contrario, no será posible. En cuanto a la seguridad, parece totalmente normal y lícita, aunque siempre debemos tomar todas las precauciones posibles sobre la protección de nuestra identidad.

Clubhouse está en Google Play… pero no se trata de la red social

La curiosidad hace que los más ávidos escriban en la Play Store el nombre de la aplicación más de moda en las últimas semanas. En ese afán de encontrar la versión en Android, consiguen encontrar una app llamada exactamente Clubhouse. Parece que el éxito llega y que ya tenemos disponible esa red social de conferencias en nuestros terminales, pero no es así.

Resulta que detrás de este nombre hay una herramienta enfocada a la productividad. Se centra en el la organización de tareas para la realización de un proyecto, por lo que efectivamente no tiene nada que ver con la red social interactiva. Esto, más que una bendición por adoptar una palabra tan clave como es Clubhouse, es un infierno para esta aplicación en Google Play.

clubhouse productividad

Las puntuaciones que están recibiendo son muy negativas, con muchas críticas por hacer perder el tiempo a los usuarios, creyendo que se trata de otra cosa. No parece que haya sido un intento de aprovecharse por el tirón del nombre, ya que esta app lleva desde julio de 2020 activa, aunque toda la popularidad la ha aglutinado desde el pasado mes de enero.