El Nokia 3 recibe la actualización a Android 9 Pie

El Nokia 3 recibe la actualización a Android 9 Pie

Jordi González

El Nokia 3  es un teléfono de gama baja que Nokia lanzó en 2017. Los móviles de gama baja no suelen destacar por actualizar mucho, pero esto es diferente en Nokia, dándole a este teléfono su segunda gran actualización.

Así es, el Nokia 3 recibe Android 9 Pie, según confirma en Twitter Juho Servikas, el CPO (Chief Product Officer) de HMD Global, la empresa que posee Nokia.

Nokia 3 con Android 9 Pie

La gente de Nokia lo prometió, incluso el Nokia 3, a pesar de ser uno de sus teléfonos más modestos, recibiría dos grandes actualizaciones de Android, y así ha sido. El Nokia 3, que se lanzó en 2017 con Android 7 Nougat (la última versión por ese entonces), recibe por fin su última gran actualización con Android 9 Pie.

nokia 3 android pie

Aunque pueda parecer algo tarde para recibir la actualización a Android Pie, estando Android Q a la vuelta de la esquina, la verdad es que nos alegramos mucho de que se reciba ahora, puesto que en los teléfonos de gama baja los fabricantes suelen descuidarlo más y hacer una actualización o incluso ninguna.

Nokia prometió que el teléfono recibiría Android 9 Pie durante 2019, y ha sido a mitades de año, puesto que muchos usuarios ya están recibiendo la actualización, así que si eres poseedor o poseedora de este teléfono, estamos seguros de que no tardarás nada en recibirla.

Una buena política de actualizaciones

La verdad es que Nokia va muy bien encaminada en el tema de actualizaciones con sus teléfonos, y nos gustaría que más fabricantes actualizasen la misma cantidad de teléfonos y con la misma cantidad de actualizaciones como lo está haciendo la compañía finlandesa.

El Nokia 3 a pesar de sus modestas características que consisten en un procesador Mediatek 6737, 2GB de RAM, 16GB de almacenamiento y un cuerpo de plástico que monta una pantalla de cinco pulgadas con resolución HD, ha sido uno de los teléfonos más vendidos de la compañía desde su resurgir por allá 2016. Y quizás esta promesa de dos años de actualizaciones hayan impulsado esas ventas.

Es curioso ver a compañías que tanto en su teléfono de más gama baja (que no es el de más gama baja que tenemos, puesto que está el Nokia 2, pero casi) y su buque insignia, en este caso el Nokia 9 PureView, compartan sistema operativo porque el de gama baja ha actualizado.

La fragmentación es por lo que todos los fabricantes de Android deberían luchar y combatir, de forma parecida como lo hace Nokia.