¿Qué es una capa de personalización sobre Android?

¿Qué es una capa de personalización sobre Android?

Carlos González

Mientras que un fork es un desarrollo paralelo a Android, pero sobre AOSP –Android Open Source Project-, una capa de personalización toma como base Android Stock. Y sobre este desarrollo de Google, que evidentemente incluye las GAPPS o Google Apps, introduce una serie de modificaciones que pueden afectar a nivel de interfaz o de funcionalidad. Y es desarrollada por los fabricantes de teléfonos inteligentes y tabletas.

Salvo Apple, que usa iOS en sus dispositivos móviles, todos los demás fabricantes de teléfonos inteligentes y tabletas usan Android como sistema operativo. Pero una cosa es Android Stock, que es el ‘Android puro’ de Google, y otra bien distinta es el Android de cada fabricante con su capa de personalización. A fin de cuentas, como avanzábamos, la base es Android Stock pero con modificaciones propias del fabricante para cambiar el diseño de interfaz y añadir funciones específicas de la marca, o incluso específicas de un modelo determinado.

Las capas de personalización en Android: ventajas e inconvenientes de las modificaciones de fabricantes

Mientras que Samsung usa One UI, Huawei ofrece EMUI, por ejemplo. Y se modifican todos los detalles de diseño a nivel estético y funcionalidad. Lo que se persigue es ofrecer una experiencia diferenciada, aunque sobre la misma base. Así, evidentemente, los fabricantes tienen un aliciente más para que los compradores se interesen por sus modelos y no otros. Y aunque el diseño se puede devolver a la normalidad con un launcher, hay apps preinstaladas que son exclusivas de la marca. Para la cámara, por ejemplo, o para funciones específicas que aprovechan el hardware del dispositivo. Véanse Game Launcher o S Health de Samsung, entre muchas otras.

El inconveniente, en todo esto, está precisamente en el bloatware. Hay apps preinstaladas que a los usuarios no les resultan útiles y que provocan que el espacio de almacenamiento disponible sea excesivamente inferior respecto a lo prometido. Con Android Stock, el firmware y la instalación del sistema operativo ocupan un espacio reducido; las capas de personalización, sin embargo, suponen instalaciones más grandes.

Por otro lado, las capas de personalización retrasan la disponibilidad de actualizaciones. Cuantas más personalizaciones tiene Android, más trabajo le supone al fabricante adaptar una nueva versión de Android. Y por lo tanto, más tiempo demorará en llegar a los usuarios, si es que finalmente el fabricante decide lanzar la correspondiente actualización con su capa de personalización renovada. Así que, aunque hay ventajas en las capas de personalización, también hay inconvenientes importantes.